Pillan a la empleada de un Wendy’s en Miami tosiendo sobre la comida de una clienta

La escena fue grabado por el conductor de Uber Eats que advirtió a la clienta del riesgo que corría

Pillan a la empleada de un Wendy’s en Miami tosiendo sobre la comida de una clienta
Los hechos ocurrieron en un restaurante Wendy's de Miramar, al norte de Miami.
Foto: FREDERIC J. BROWN / AFP

Un video que circula por internet muestra a la gerente del restaurante de comida rápida Wendy’s en Miramar, al norte de Miami, sin mascarilla y tosiendo sobre la comida de una clienta.

La afectada, Natasha Senat, esperaba que los empleados estuvieran haciendo lo correcto para mantener seguros a los clientes durante la pandemia del coronavirus. “¡Es asqueroso! No tengo otras palabras para eso”, afirmó Senat.

Te puede interesar: Un padre y su hijo, ambos médicos de Miami, mueren de coronavirus

La mujer utilizó la aplicación Uber Eats para hacer el pedido el martes en la 3750 Utopia Dr. El conductor de Uber Eats grabó el incidente y el video también muestra que otros empleados tampoco estaban usando mascarillas correctamente.

“Cuando fui a confrontarla, ella negó directamente que fuera ella”, relató ella a los medios locales.

El video también muestra que la gerente tosió directamente en su mano y manipuló comida. En otro caso, la gerente tosió sobre una bolsa de comida abierta.

El conductor de Uber Eats entregó la comida, pero le dijo a Senat que tenía un video que mostrarle.

Te puede interesar: Una niña guatemalteca de 16 años muere en Miami tras contraer el coronavirus

El restaurante Wendy’s está gestionado por Jae Restaurant Group, propietario de 213 restaurantes Wendy’s en Florida, Tennessee, Nuevo México y Texas. La compañía emitió un comunicado el jueves por la tarde.

“Nos decepcionó mucho ver este video, ya que no se alinea con los estándares de nuestra empresa y marca”, rezaba el comunicado.

Te puede interesar: Fuertes olores en Miami por un contenedor que estaría lleno de cadáveres con coronavirus

Si el conductor de Uber Eats no hubiera grabado el video, Senat nunca hubiera sabido el riesgo al que se enfrentaba.

En la declaración de la empresa no se especifica si se ha suspendido a la gerente del restaurante y solo se limita a explicar que se está investigando el asunto.