California se une a la demanda contra Trump por cambios en el Servicio Postal

La fiscalía denuncia que los planes de USPS ponen en peligro el voto por correo
California se une a la demanda contra Trump por cambios en el Servicio Postal
USPS asegura que suspenderá los cambios hasta después de las elecciones.
Foto: JIM LO SCALZO / EFE

El fiscal general de California, Xavier Becerra, anunció este martes que se unirá a una coalición de fiscales generales en una demanda contra el presidente Donald Trump para detener los intentos de realizar cambios al Servicio Postal antes de las elecciones.

El anuncio se dio casi simultáneamente con las declaraciones del director del Servicio Postal (USPS), Louis DeJoy, quién aseguró que suspenderá hasta después de las elecciones de noviembre los polémicos cambios que ha emprendido en la agencia, y que muchos advirtieron que pudieran retrasar o imposibilitar el procesamiento de millones de votos por correo.

En declaraciones a Efe, la oficina de Becerra aseguró que el plan de presentar la demanda sigue en pie.

“En segundo plano: Observamos lo que hacen, no lo que dicen”, advirtió la oficina tras el anuncio de este martes de DeJoy.

DeJoy había enviado varios memorandos internos advirtiendo cambios que limitan severamente a los empleados a trabajar horas extras; eliminar las ubicaciones de los buzones de correo en todo el país; desmantelamiento de las máquinas clasificadoras de correo, y prohibir que los carteros utilizar más de cuatro “puntos de estacionamiento” en una calle para entregar el correo a pie, advierte un comunicado de la fiscalía.

La acción legal advierte que al no buscar la aprobación regulatoria sobre los cambios de política que tienen un impacto nacional, DeJoy, implementó ilegal y unilateralmente una serie de revisiones para los protocolos y procedimientos del servicio postal que amenazan con socavar la entrega oportuna de millones de boletas electorales por correo en todo el país.

“Las elecciones libres y justas son la piedra angular de nuestra democracia”, subrayó el fiscal Becerra.

“Nuestro derecho a votar, su cheque de pago, sus medicamentos recetados, no puede ser más serio que eso. Entonces, por 96 vez, llevaremos al presidente Trump a los tribunales. Ningún estadounidense debería temer que su voto no cuente simplemente porque Donald Trump teme una elección libre y justa. ”

La demanda está siendo liderada por el estado de Pennsylvania e incluye a Delaware, Maine, Massachusetts, y North Carolina.

Tratando de apagar la polémica desatada, DeJoy dijo que “para evitar siquiera la apariencia de cualquier impacto en el correo relacionado con las elecciones, suspendo estas iniciativas hasta después de que concluyan las elecciones”.

USPS había admitido que los retrasos podrían evitar el procesamiento a tiempo de millones de papeletas de votación por correo en 46 de los 50 estados del país.

DeJoy, un donante de la campaña del presidente estadounidense, Donald Trump, al que el mandatario nombró en junio como director del Servicio Postal, señaló que los cambios a las operaciones de la agencia se diseñaron antes de su llegada al cargo.