Kamala Harris acepta la candidatura demócrata a la Vicepresidencia: “Estamos preparados”

La senadora californiana será la número dos de Joe Biden, que dará el sí al partido la noche del jueves
Kamala Harris acepta la candidatura demócrata a la Vicepresidencia: “Estamos preparados”
Harris se convierte en la primera mujer negra en ser candidata a la Vicepresidencia de un gran partido.
Foto: Win McNamee / Getty Images

La senadora californiana, Kamala Harris, aceptó la noche de este miércoles la candidatura demócrata a la Vicepresidencia de Estados Unidos y se convirtió así oficialmente en la primera mujer negra e indiodescendiente que un partido grande nomina para el puesto. Harris dijo que ella y Joe Biden están “preparados para lo que viene”.

“Estoy aquí como testimonio del trabajo de generaciones anteriores a la mía“, dijo Harris al iniciar su discurso de aceptación. La ya oficialmente candidata a vicepresidenta celebró el centenario del voto femenino este año, pero recordó que no todas las mujeres pudieron ejercer el voto en ese momento.

“Sin fanfarria ni reconocimiento, se organizaron, testificaron, se manifestaron, marcharon y lucharon, no solo por su voto, sino por un asiento en la mesa. Estas mujeres y las generaciones que siguieron trabajaron para hacer que la democracia y las oportunidades fueran reales en las vidas de todos”, dijo en homenaje a las mujeres negras que han dado la batalla por la igualdad. “Allanaron el camino para el liderazgo pionero de Barack Obama y Hillary Clinton”, afirmó.

El candidato demócrata, Joe Biden, se comprometió a elegir a una mujer como compañera de fórmula. Tras las protestas multitudinarias que recorrieron este verano el país para exigir justicia racial, el exvicepresidente recibió presiones para que su número dos fuera una mujer negra y se decantó por Harris tras un largo proceso en el que barajó docenas de nombres.

Harris, hija de inmigrantes de India y Jamaica, habló en su discurso de la historia de su familia, no solo en la que nació sino también “la que se elige”. “Cómo desearía que mi madre estuviera aquí“, dijo justo antes de aceptar su nominación.

Aunque algunos referentes de movimientos progresistas han criticado su trayectoria como fiscal general del estado dorado, las raíces de la californiana y su lucha por los derechos civiles han sido acogidas con esperanza en el seno de organizaciones que defienden los derechos migrantes y también entre grupos latinos.

Uno de los compromisos que destacó la candidata a vicepresidenta fue la lucha contra el racismo, “un mal para el que no hay vacuna”. Habló de las muertes a manos de policías de “George Floyd, Breona Taylor y muchos más”, que provocaron la mencionada ola de manifestaciones de hace unos meses.

“Esto no es coincidencia. Es el resultado de racismo estructural, de desigualdades en educación, tecnología, cuidado médico, vivienda, seguridad laboral y transporte”, destacó la senadora al referirse también a cómo el coronavirus ha afectado con mayor dureza a las comunidades racializadas, entre las que incluyó a la latina.

Harris lanzó un mensaje de esperanza y fuerza para conseguir “los Estados Unidos que sabemos posible, los Estados Unidos que amamos”. “Luchemos con convicción, luchemos con fuerza y compromiso por los demás”, dijo durante el momento más esperado de la noche.

La intervención de Kamala Harris fue la última de la tercera noche de la Convención Nacional Demócrata. Antes de ella, y también en horario estelar, Barack Obama salió a la conquista del voto indeciso. Lo hizo con una fuerte crítica a Trump y mostrándose convencido de que su “hermano” Joe Biden es la mejor opción para el país.