Qué hábitos debes adoptar luego de hacer ejercicio para que sea más efectivo

Estirarse poco después de entrenar evitará que tus músculos se lesionen en un futuro
Qué hábitos debes adoptar luego de hacer ejercicio para que sea más efectivo
Foto: Shutterstock

Los efectos inducidos por el ejercicio físico en tu cuerpo pueden ser potenciados a partir de las costumbres y hábitos que apliques en tu vida diaria. A continuación repasamos brevemente algunos de los hábitos más idóneos para este fin.

Hacer estiramientos

Un artículo del portal Imagen Radio menciona la importancia de que los músculos extenuados se estiren un poco después del ejercicio a manera de evitar lesiones en el futuro próximo. Esta es una práctica que puede realizarse por unos pocos minutos después de haber ejercitado.

Naturalmente, estos estiramientos deben ser poco demandantes para al músculo, que debe estar muy fatigado al final de la sesión. Si el estiramiento es muy agotador, pudieras estar sobrecargándolo, lo cual es perjudicial.

Alimentarse

Los músculos necesitan combustible, especialmente después de haber trabajado. Por ende, es recomendable que comas dos horas después de haberte ejercitado para así contribuir a la reparación de tu sistema muscular.

Prioriza los alimentos ricos en hidratos de carbono, o aquellos que tengan un mínimo porcentaje de proteína. Ambos grupos ayudarán a la restauración del metabolismo.

Foto: Shutterstock

Prepararse para el día siguiente

La organización es fundamental para establecer un hábito alrededor de la actividad física, por lo que es necesario que ya tengas en mente lo que harás en la siguiente sesión para llevar un control de los ejercicios que realizas y los músculos que trabajas cada día.

Evaluar las metas

Realizar una evaluación de cada sesión y plantear metas diarias o semanales es una manera de mantenerte motivado. Ten presente que dichas metas deben ser cada vez más exigentes porque estarás cada vez más capacitado para su cumplimiento.

Al elegir los hábitos posteriores al ejercicio físico, deberías priorizar aquellos que te sean más fáciles de implementar de manera que el cambio sea más llevadero para ti y no represente complicaciones indeseadas para tu estado de salud.