Ardor de los Yankees: Chapman gana 31 veces más que el desconocido que lo arruinó con el jonrón

Entre las nóminas de Nueva York y Tampa Bay hay una diferencia de $81 millones de dólares, pero los Rays avanzan

Ardor de los Yankees: Chapman gana 31 veces más que el desconocido que lo arruinó con el jonrón
Al caer el out 27 los Rays festejaron y la temporada de los Yankees concluyó.
Foto: Christian Petersen / Getty Images

El mismo día que los Yankees de Nueva York lloraron la muerte de su pitcher más destacado de todos los tiempos, Whitey Ford, la franquicia más ilustre de los deportes de Estados Unidos sufrió una de sus derrotas más irritantes de tiempos recientes.

La eliminación de los Yankees a manos de los Rays de Tampa Bay el viernes en el quinto partido de la Serie Divisional duele porque los “Bombarderos” han vuelto a fracasar en su meta de ganar la Serie Mundial. Pero hay también un ingrediente de afrenta, si no es que de humillación.

Eso se entiende bien cuando se revisan los números detrás de los nombres: los salarios de ambos equipos.

La nómina salarial de los Yankees para 2020 quedó en $109.4 millones de dólares, la más alta de todo el béisbol por encima de los Dodgers de Los Ángeles ($107.9 millones) de acuerdo con los datos de Spotrac.com.

En contraste, la nómina de los Rays es de las más modestas: solo $28.2 millones de dólares para ser la 28a. nómina más chica de MLB, apenas por encima de Pittsburgh ($25 millones) y Baltimore ($23.4 millones), que son dos franquicias en total reconstrucción.

Es decir que entre los salarios de un equipo y el otro hay un diferencial de más de $81 millones de dólares.

Gerrit Cole, el pitcher más caro de Grandes Ligas. /EFE

Revisando los salarios individuales se observa que el abridor de los Yankees el viernes, Gerrit Cole, tiene un salario este año de $36 millones de dólares, mientras que el pitcher abridor de los Rays, Tyler Glasnow, tiene un salario de $2 millones.

El duelo en San Diego se decidió por un jonrón de Mike Brosseau en la octava entrada contra el relevista Aroldis Chapman. El jugador de los Rays tiene un salario de $563,500 dólares por la temporada 2020, mientras que el espigado lanzador cubano de los Yankees gana en total $17.2 millones este año.

En otras palabras, el cubano gana casi 31 veces más que el desconocido que lo arruinó el viernes.

Por cierto, el pitcher dominicano Diego Castillo, quien terminó por liquidar a Nueva York con tremendo relevo de 2 innings, tiene un salario por el año de $575,800 dólares.

Castillo retrata perfecto lo que son estos asombrosos Rays, que a pesar de su limitado presupuesto, juegan con excelentes fundamentos, juegan fuerte y siempre están preparados.

Los Rays, a pesar de jugar en un mercado pequeño y de tener por casa un estadio inapropiado como es el Tropicana Field, les ganaron la División Este a los Yankees y ahora los han enviado de vacaciones antes de lo deseado.

“Hay muchos hombres lastimados en ese vestidor”, reveló con rostro sombrío el manager Aaron Boone sobre su equipo tras la derrota.

Y la verdad no es para menos.

LEER MÁS:

Fans de los Yankees tunden al cubano Aroldis Chapman, quien falló otra vez