Sheriff de L.A. asegura que cumple promesas, pese a reducción de presupuesto

Ha sacado al ICE, despedido agentes que han fallado, y deshizo la pandilla de alguaciles Banditos

Sheriff de L.A. asegura que cumple promesas, pese a reducción de presupuesto
El sheriff Alex Villanueva dice que ha cumplido con las reformas que prometió. (Agustin Durán/La Opinión)
Foto: Cortesía

El sheriff de Los Ángeles, Alex Villanueva, dijo que ha despedido a 66 empleados que han fallado o cometido uso excesivo de la fuerza, pero también ha corregido despidos injustos hechos en el pasado; y aún cuando la Junta de Supervisores le ha reducido el presupuesto, se empeña para hacer cada día más transparente el trabajo de los alguaciles.

“Ahora mismo, estoy examinando otros dos casos que podrían sumarse a esa lista de despedidos para hacer 68”, dijo el sheriff Villanueva quien desde que asumió el cargo en diciembre de 2018 ha enfrentado críticas constantes al grado que le han pedido que renuncie al puesto al que fue electo.

En una reunión con la Junta Editorial de La Opinión, hizo ver que la Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles, a quienes consideran sus detractores, no van admitir nada bueno de lo que el Departamento del Sheriff bajo a su mando lleve a cabo.

Estamos haciendo que los alguaciles se responsabilicen, pero de la forma correcta, con hechos, evidencias y una investigación adecuada”.

Reconoce que perdió dos despidos injustificados que su antecesor realizó. “Cada uno costó más de 1 millón de dólares que no podemos darnos el lujo porque lo hacemos a expensas de los contribuyentes. Además tuvimos que pagar a un empleado 4 años de sueldo, porque mi antecesor falló en cumplir con su trabajo de manera ética”.

Alex Villanueva, sheriff del condado de LA.(Araceli Martínez/La Opinión).

Campaña en contra

Dijo que cuando era sargento en la década de 2000, fue una voz solitaria que se oponía al sheriff Baca y al sheriff Paul Tanaka porque eran corruptos y estaban destruyendo el Departamento de Alguaciles.

“Me ridiculizaron, me ignoraron, tomaron represalias y mi carrera fue destruida. Pero a largo plazo prevalecí porque me apegué a mis principios. Este es exactamente el mismo escenario, solo que en una escala mayor.

Yo soy una amenaza para la corrupción de la Junta de Supervisores. Eso es un inconveniente para los supervisores que quieren un alguacil cómplice con una correa, que haga lo que se le diga y no plantee ninguna pregunta que sea incómoda para ellos”.

El sheriff Villanueva aseguró que ha cumplido con sus promesas de campaña como sacar al Servicio de Migración y Aduanas (ICE) de las cárceles del condado.

“Luego cuando llegó COVID-19, decidimos que no transferiríamos a nadie al ICE; y como resultado recibí amenazas de muerte. Después de que lo hicimos, la Junta de Supervisores hizo permanente la no transferencia al ICE de inmigrantes indocumentados para cualquier sheriff después de mí”.

Además reveló que ya no reciben becas a cambio de vender datos de los indocumentados.

Piden la renuncia del Sheriff de Los Ángeles, Alex Villanueva (Aurelia Ventura/La Opinión)

Cámaras y contrataciones

Por otra parte, afirmó que ha sido una gran victoria en términos de transparencia, establecer las cámaras corporales. “Luché con uñas y dientes. Y nos llevó 20 meses eliminar toda la burocracia del condado y la Junta de Supervisores. Entonces en los próximos 18 meses, todas las estaciones de patrulla tendrán cámaras corporales”.

Añadió que además contrataron 1100 agentes en el año 2019.

“Eso fue un récord. Y lo hicimos a pesar de que no tuvimos todo el dinero que la Junta de Supervisores le arrojó a mi predecesor. Todo con lo que contábamos era una idea correcta de cómo contratar y cómo hacerlo localmente”.

Lo es más, dijo que que abandonaron todas las contrataciones fuera del estado, y se concentraron en personas que nacieron y se criaron aquí en el condado de Los Ángeles para que sirvan a sus propias comunidades.

En cuanto a la diversidad, expuso que son un reflejo de la comunidad.

“Tengo a partir de esta semana, por primera vez en la historia del Departamento del Sheriff, cuatro mujeres jefas de división; y tengo a una latina como asistente del sheriff”.

Bajas por COVID-19

Como consecuencia de la pandemia de COVID-19, en un periodo de dos a tres meses, liberaron a 5,000 reclusos con ofensas menores. Así que pasaron de una población de 17,000 a 14,500 aproximadamente.

“Como resultado de eso, pudimos prevenir muertes masivas en nuestro sistema carcelario y  cantidades masivas de infección. Y lo logramos, terminamos con cinco reos que fallecieron por COVID-19”.

Reveló que ningún agente del sheriff ha muerto por coronavirus, pese a que casi 1,000 cayeron enfermos, y 800 fueron puestos en cuarentena.

Protestas masivas

El sheriff Villanueva comentó que durante los disturbios contra el abuso policial, siempre quisieron respetar los derechos del ejercicio de los manifestantes pacífico; y la Primera Enmienda contratada en la Constitución.

“Teníamos a decenas de miles fuera de nuestro edificio y nadie resultó herido en absoluto. Y usamos la fuerza cuando las protestas dejaron de ser pacíficas. Estas personas estaban allí para dañar, destruir, saquear y quemar. Y paramos eso”

El sheriff Alex Villanueva dice que la campaña para sacarlo del cargo, es orquestada por la Junta de Supervisores.(Cortesía UNITE Here local 11)

Presupuesto reducido

El sheriff dijo que a pesar de que la Junta de Supervisores les ha reducido su presupuesto constantemente, siguen brindando servicios.

“Sin el apoyo de los supervisores, lo que hemos hecho en términos de investigaciones, lo estamos poniendo en línea, para que todos puedan tomar decisiones por sí mismos”.

Enfatiza que en su primer acto como sheriff, se deshizo del capitán de la estación del Este de Los Ángeles, porque perdió la confianza en su capacidad de liderar debido al tema de la pandilla de alguaciles de Los Banditos.

“Terminamos suspendiendo o despidiendo a 26 empleados; y creamos una política que todos los presidentes sheriffs se habían negado a hacer. No voy a tolerar a ningún grupo de empleados que vaya a dañar a la gente. Y no lo van a hacer bajo el estandarte del Departamento del Alguacil ni bajo ningún nombre o pseudónimo”.

Y reveló que en los próximos meses dará a conocer los resultados de una investigación sobre la filtración ilegal de sus datos personales que no estaban disponibles. “El Inspector General en lugar de estar monitorizando el Departamento, estaba monitoreando a mi persona”.