Administración Trump impulsa límites para visas de negocios

El Departamento de Estado acusa abusos en los permisos B-1

Los oficiales migratorios aplicarían la nueva regla, si es aprobada.
Los oficiales migratorios aplicarían la nueva regla, si es aprobada.
Foto: CBP

El Departamento de Estados propuso una nueva regla que modificará la emisión de visas de negocios a los Estados Unidos, separando ese permiso, el cual podría ser solicitado por tiempo limitado.

El plan publicado en el Registro Federal busca eliminar la “confusión” y posibilidad de “fraude” del uso de visas B-1 por visas H-1B, cuando un extranjero podría trabajar “provisionalmente” en el país, pero termina con un contrato amplio.

El Departamento propone eliminar el siguiente párrafo, que le permitirá tener mayor control en las asignaciones de los permisos.

“Un extranjero de reconocido mérito y capacidad que busque ingresar temporalmente a los Estados Unidos con la idea de realizar servicios temporales de naturaleza excepcional que requieran tal mérito y capacidad, pero sin contrato u otro empleo preestablecido, puede ser clasificado como visitante temporal no inmigrante por negocios”, dice el párrafo que sería eliminado.

La Administración del presidente Donald Trump considera que esa definición es “potecialmente engañosa”, lo que podría derivar en fraudes.

El Departamento aclara que un visitante extranjero podría hacerlo actualmente con las visas por negocios (no inmigrantes B-1) o placer (no inmigrantes B-2), algo que no ha cambiado, pero requiere un ajuste que precise su aplicación.

“La clasificación de visa B se aplica a los visitantes temporales por negocios o por placer y excluye a las personas que vienen con el propósito de estudiar o de realizar mano de obra calificada o no calificada o como representantes de prensa extranjera, radio, cine u otros medios de información”, indica.

Cabe señalar que para esos no-inmigrantes con empleos específicos en EE.UU. existen las visas H-1B, H-2B y otras especializadas, como la L.

“La regla propuesta aumentaría la claridad y la transparencia al eliminar el lenguaje confuso y obsoleto”, afirma la autoridad.

La medida forma parte de la orden ejecutiva 13788 del presidente Donald Trump, “Comprar estadounidense, contratar a estadounidenses”, firmada el 21 de abril de 2017.

La regla recibirá comentarios durante 60 días, que concluyen el 21 de diciembre, después de ese periodo, el Departamento de Estado deberá integrar las sugerencias y proponer lineamientos finales.