Tarjeta Roja: El año sabático de Leo Messi

El astro argentino se ha convertido en un futbolista poco relevante en su club

Tarjeta Roja: El año sabático de Leo Messi
Leo Messi ha perdido el peso específico en el Barcelona.
Foto: Getty Images

Leo Messi es quizás el futbolista con el mayor potencial del mundo, eso sí, pero el día de hoy no está ni cerca de ser el mejor del mundo… ni cerca de Cristiano Ronaldo, Robert Lewandowski o del momentazo por el que atraviesa Zlatan, quizás el Messi de antes es mejor que ellos, pero hoy, repito, no está en la élite internacional.

Una cosa es pensar que Leo se está administrando físicamente para firmar el último mega contrato de su carrera al terminar la temporada, pero otra cosa son las malas decisiones que está tomando últimamente en la cancha, algo que debería preocupar al Barça, al PSG o a cualquier equipo que pretenda ficharlo y pagar su mega millonario sueldo.

Leo está poco involucrado con el fútbol que quiere desplegar Ronald Koeman, sigue teniendo que ser él quien tome la última decisión o el tiro al marco aunque tenga peor ángulo que un compañero que llega de frente. Está siendo previsible en sus decisiones, completamente inofensivo a balón parado y además va desapareciendo conforme transcurre el tiempo del partido.

Es entendible la poca motivación del argentino; todos sabemos que quiso abandonar al equipo y no se lo permitieron, pero de ahí a convertirse en un futbolista que ha perdido todo su peso específico e incluso estadístico, era algo que solo sus verdaderos enemigos esperaban.

Messi ha marcado en jugada en solo 7 de los últimos 42 partidos: En 6 de 33 en LaLiga. En 1 de 5 en Champions. En 0 de 4 con Argentina; ha anotado 8 goles en 17 partidos esta temporada, 6 de ellos de penalti y ha marcado 1 solo gol en las últimas 63 faltas cobradas.

No olvidemos que esta versión de Leo Messi también le cuesta al Barça cerca de $100 millones de dólares al año.

Es un hecho que algo está pasando con Messi, la pregunta es ¿está realmente en su declive deportivo o solo está tomando un año sabático y bien pagado para volver enfundando en otros colores a ser el mismo monstruo de siempre?

Lee todas las columnas de Tarjeta Roja aquí