Condado de LA bate récord con más de 10,500 casos de coronavirus en un solo día

También alcanzó la cifra máxima de hospitalizaciones con 2,885 personas ingresadas por COVID-19 en todo el condado

Condado de LA bate récord con más de 10,500 casos de coronavirus en un solo día
El sur de California se prepara para la entrada en vigor de la orden de confinamiento regional.
Foto: FREDERIC J. BROWN / AFP / Getty Images

Los más de 10,500 nuevos casos COVID-19 registrados hicieron de este domingo el peor día de contagios en el condado de Los Ángeles. La cifra se conoce en un momento en el que la región se prepara para implementar las nuevas medidas destinadas a poner freno a la propagación del virus.

El alarmante incremento en 10,528 casos se produce después de que el condado haya superado los máximos históricos de casos de COVID-19 y de hospitalizaciones casi todos los días de esta semana, según los datos del Departamento de Salud Pública.

“Si no todos podemos respaldar las medidas de quedarnos en casa siempre que sea posible y evitar todas las actividades no esenciales y los lugares donde es probable estar en contacto con las personas que no viven en el mismo domicilio, es probable que demos testimonio de una de las peores crisis de salud que ha vivido nuestro condado”, dijo la directora de salud del condado, Barbara Ferrer.

El récord anterior del condado de LA se registró este mismo sábado con 8,949 contagios. Respecto a las hospitalizaciones COVID-19, el domingo había 2,885 personas ingresadas en los hospitales angelinos. Alrededor del 23% de estos pacientes luchaban  el virus en unidades de cuidados intensivos.

En la región del sur de California, que incluye 10 condados además de Los Ángeles, está a punto de entrar en vigor una orden de confinamiento que el estado acordó para cuando la capacidad de las UCI cayera por debajo del 15%.

En los hospitales de la región, solo el 10.3% de las camas de UCI para adultos con personal estaban disponibles el domingo, frente al 12.5% del día anterior.

Las nuevas restricciones suponen el cierre de los comedores de restaurantes, las peluquerías, los cines, los parques infantiles y otros negocios. Se trata del último intento del estado de frenar el exponencial aumento de casos.