Cierran fronteras con el Reino Unido, España y Portugal nuevos países que suspenden vuelos

Si se confirma que la nueva cepa se propaga de manera más virulenta, la tercera ola podría ser mucho peor que la segunda en Europa y otras áreas del mundo

Un número creciente de países ha impuesto prohibiciones a los viajeros que llegan del Reino Unido, en respuesta a la cepa más infecciosa de Covid-19 que se propaga por todo el Reino Unido.

En las últimas 24 horas, más de 40 países han anunciado prohibiciones de viaje. Entre ellos se encuentran Italia, Alemania, Francia y los Países Bajos, además de países más lejanos como Arabia Saudita, Colombia y Tailandia.

Otros países han introducido reglas de cuarentena más estrictas para las llegadas desde el Reino Unido. Por ejemplo, cualquiera que llegue a Grecia debe aislarse durante 7 días, independientemente de si tiene un resultado negativo de Covid-19.

Las prohibiciones de viaje afectarán a miles de turistas británicos, que planeaban viajar entre ahora y el 1 de enero. Según una estimación publicada en el Telegraph, aproximadamente 250,000 personas se verán afectadas, con pérdidas que ascienden a más de $600 millones de dólares para la industria de viajes, según Paul Charles, de la consultoría de viajes The PC Agency.

Aparte de la prohibición de los vuelos de pasajeros, el transporte de mercancías hacia y desde el Reino Unido se ha visto afectado. La Asociación de Transporte por Carretera advirtió sobre una “enorme interrupción” después de que Francia cerró sus fronteras a los camiones que llegaban del Reino Unido.

Un portavoz del gobierno inglés afirmó que estaba en contacto con sus socios europeos sobre las restricciones de viaje, pero no estaba claro de inmediato cuándo ni por cuánto tiempo durarían.

El primer ministro Boris Johnson dijo que la nueva variante del virus se propaga más rápidamente. Se cree que es un 70% más transmisible que las cepas existentes, lo que parece estar impulsando una rápida propagación de nuevas infecciones y ser el motivo por el que se ha confirmado un elevado número de nuevos casos.

Los virus mutan con regularidad y los científicos han encontrado miles de mutaciones diferentes entre las muestras del virus que causa el COVID-19.