Tribunal ratifica que ICE no puede retener a niños en centros de detención

Una corte federal de apelaciones ratificó que el Acuerdo Flores seguirá en vigor y no aceptó dos modificiaciones al mismo pedidas por la Administración

Tribunal ratifica que ICE no puede retener a niños en centros de detención
Familias migrantes son procesadas en la Estación Central de Autobuses en McAllen.
Foto: EFE

La retención de menores migrantes que llegan a Estados Unidos sin la compañía de adultos en centros de detención incumple con lo estipulado por el acuerdo judicial que reguló este tema, opinó este martes una corte de apelaciones de California.

La juez Marsha Berzon de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito consideró, no obstante, que la mayoría de las regulaciones federales sobre menores migrantes siguen los lineamientos del Acuerdo Flores (FSA), que en 1997 puso fin a una demanda colectiva en nombre de los menores que llegan al país sin un permiso legal y sin un adulto acompañante, presentada contra el gobierno federal.

La Corte de Apelaciones “afirmó en parte y revirtió en parte” la orden de una corte de distrito y respaldó “la negación de la corte (de distrito) a la moción del Gobierno para terminar el Acuerdo”, de acuerdo con un sumario de la opinión publicado por el órgano judicial.

“Definitivamente es una gran victoria pues esta decisión no permite que el gobierno mantenga a los menores detenidos indefinidamente”, declaró la abogada Holly Cooper, codirectora de la Clínica Legal de Inmigración de la Universidad de California en Davis, quien hace parte del equipo legal que ha defendido el Acuerdo Flores.

>CBP sigue expulsando a niños inmigrantes pese a la orden de un juez federal

>Tribunal suspende la deportación de 23 familias en el Día de Acción de Gracias

>Niños inmigrantes de otros países han sido enviados a México por Estados Unidos

La Corte de Apelaciones analizó dos paquetes de regulaciones para implementar el Acuerdo Flores emitidos en 2019 por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS), conocidos como “Regla Final”.

En su pronunciamiento la Corte consideró que las regulaciones son “consistentes en general con el Acuerdo y pueden tener efecto con dos excepciones”, según el texto publicado este martes al que Efe tuvo acceso.

La primera de las excepciones se refiere a que ningún menor -aunque “se considere un peligro para sí mismo o para otros-” puede ser enviado a una instalación de seguridad por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR).

La segunda medida rechazada por la Corte establecía que los menores en centros de detención recibirían una audiencia “solo si lo requerían”.

En este caso la Corte señaló que el Acuerdo Flores establece sin condiciones el derecho a una audiencia, aunque esta puede ser rechazada por el menor inmigrante.

Según destacó Cooper, la Corte igualmente consideró que colocar a los padres junto con los niños en centros de detención -diferentes de otras instalaciones como albergues u hogares comunitarios- también va en contra del Acuerdo Flores.

A principios de septiembre, más de 90 menores permanecían en centros de detención, según datos del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), a pesar de que el 26 de junio la juez de California Dolly Gee dio un plazo de un mes para que los menores fueran sacados de estas instalaciones.

El Acuerdo Flores -que establece protecciones a menores indocumentados en cuestiones como vivienda, atención médica, educación, nutrición e higiene- surgió tras una demanda presentada por organizaciones de defensa de los derechos civiles en 1985 en nombre de Jenny Lisette Flores, una adolescente de 15 años que huyó de El Salvador para reencontrarse con su tía en Estados Unidos.

Tras varios años de litigio se llegó a un acuerdo en 1997 con el Gobierno de Bill Clinton (1993-2001).