Gobernador Newsom reconoce que la distribución de la vacuna ha sido muy lenta

Solo se han aplicado un 35% de las dosis que llegaron a California

Gobernador Newsom reconoce que la distribución de la vacuna ha sido muy lenta
El estado dorado ha recibido poco menos de 1.3 millones de dosis de vacunas.
Foto: Guillaume Horcajuelo / EFE

El gobernador de California, Gavin Newsom, reconoció este lunes que la administración de la vacuna “no ha sido lo suficientemente buena” ya que solo se han aplicado alrededor del 35% de las dosis que llegaron al estado. Newsom prometió nuevos fondos y esfuerzos destinados a acelerar el despliegue.

California ha recibido poco menos de 1.3 millones de dosis de vacunas, pero solo se las han inyectado a poco más de 454,000 personas, según las cifras que presentó el gobernador.

Newsom explicó también que “los primeros 10 o 15 días vamos a comenzar a ganar ritmo lentamente, luego comenzará a ver una distribución más rápida”, pero que, aún así, admitía que el proceso “había ido demasiado lento para muchos de nosotros”.

“Queremos ver que el 100% de lo que recibamos se aplique inmediatamente en los brazos de la gente”, dijo en una sesión informativa. “Es un desafío en todo este país. Es un desafío, en este caso, en el resto del mundo. Pero eso no es una excusa”.

Está previsto que pronto se envíen a California otras 611,500. Según Newsom, el presupuesto que presentará a la Legislatura estatal esta semana incluye aproximadamente $300 millones de dólares para apoyar los esfuerzos de vacunación mediante el financiamiento de la logística, una campaña de educación pública y otras necesidades.

También se comprometió a revelar más detalles “sobre algunas estrategias nuevas para hacer frente a algunos obstáculos” en los próximos días.

Otro de los retos que conlleva la distribución de las vacunas es asegurarse que las dosis no se desperdicien. Tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna, ambas aprobadas por la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) y disponibles en todo el país, se empaquetan en viales que contienen múltiples dosis. Cada uno de ellos tiene una vida útil limitada una vez que se abre.