La única mujer condenada a muerte en Estados Unidos pidió clemencia a Trump

Los abogados de Lisa Montgomery se dirigirán a la Corte Suprema y le ruegan a Trump que lea la petición de indulto

Penitenciaría Federal de Estados Unidos en Terre, Haute, Indiana.
Penitenciaría Federal de Estados Unidos en Terre, Haute, Indiana.
Foto: Scott Olson / Getty Images

Los abogados de Lisa Montgomery, la única mujer en el corredor de la muerte federal, dijeron el martes que planean ir a la Corte Suprema después de perder su último intento legal para detener la ejecución que debe realizarse la próxima semana.

Está previsto que Montgomery, de 52 años, muera por inyección letal el 12 de enero en el Complejo Correccional Federal en Terre Haute, Indiana.

Sus abogados, familiares y simpatizantes suplicaron el martes al presidente Donald Trump que leyera su petición de indulto y tomara una decisión ejecutiva para conmutar su sentencia por cadena perpetua sin posibilidad de libertad condicional.

Montgomery fue condenada a muerte en 2008 por un jurado de Missouri por el asesinato de una mujer embarazada en 2004, a la que extrajo el feto y lo secuestró. El bebé sobrevivió y fue entregado a su padre.

Lisa Montgomery será la undécima persona programada para ser ejecutada después de que el gobierno federal se tomara un descanso de 16 años.

En noviembre, la Oficina Federal de Prisiones del Departamento de Justicia reprogramó para el 12 de enero la ejecución de Montgomery, que originalmente se había programado para el 8 de diciembre, después de que dos de sus abogados fueran diagnosticados con Covid-19.

El pedido de clemencia a Trump

Sus abogados presentaron una petición de clemencia a Trump el 24 de diciembre e hicieron públicos los documentos el martes. Citaron la “vida de tortura sexual” que tuvo Montgomery, el daño cerebral desde el nacimiento y la enfermedad mental grave, como motivos de alivio de la pena de muerte.

La petición incluye cartas de apoyo de docenas de fiscales actuales y anteriores, expertos en salud mental y defensores que trabajan contra la violencia doméstica y la trata de personas.

Los exfiscales Stanley Garnett y Harry Zimmerman escribieron en su carta que las mujeres condenadas por tales delitos no suelen ser condenadas a muerte porque la propia naturaleza del acto indica una enfermedad mental grave.

Montgomery está alojada en el Federal Medical Center Carswell, pero sería trasladada a la prisión federal de Terre Haute si procede su ejecución.

Montgomery es una de los tres condenados a muerte federales programados para ser ejecutados la próxima semana.

Está previsto que Corey Johnson sea ejecutado el 14 de enero y Dustin Higgs el 15 de enero, días antes de la toma de posesión del presidente electo Joe Biden, quien ha dicho que trabajará para aprobar una legislación que elimine la pena de muerte a nivel federal.

Con información de CNN y UPI