3 claves de la segunda jornada del ‘impeachment’ a Trump y los próximos pasos de este proceso político

Varios videos inéditos dejaron claro que los seguidores de Trump que entraron al Capitolio estuvieron muy cerca de poder agredir a los legisladores

El senador republicano Mitt Romney fue uno de los legisladores que estuvo cerca de la multitud extremista.
El senador republicano Mitt Romney fue uno de los legisladores que estuvo cerca de la multitud extremista.
Foto: Tasos Katopodis / Getty Images

El segundo juicio político del expresidente Donald Trump está siendo profundamente emotivo debido a que revive los momentos angustiantes por los que pasó el país en el asalto violento al Capitolio del pasado 6 de enero y porque los senadores que tienen que juzgarlo son también testigos de la brutalidad de los acontecimientos.

La acusación demócrata de la Cámara de Representantes se ha asegurado que este vínculo emocional juegue un papel central en la defensa de sus argumentos. Ya el martes, durante la primera sesión del impeachment en el Senado, presentaron un video de 13 minutos que intercalaba imágenes del expresidente hablando a sus seguidores el 6 de enero con otras de lo que se vivió poco después en el interior de la sede del poder legislativo.

El martes, los fiscales demócratas también recurrieron a las vivencias personales de aquel día, pero esta vez se apoyaron en impactantes audios e imágenes de seguridad que no habían visto la luz hasta ahora. Aunque sus intervenciones no hagan cambiar el voto de algún senador republicano -necesitan 17 para condenar al exmandatario-, han sentado un importante precedente.

Registro audiovisual del asalto al Capitolio

Los demócratas que defendieron este miércoles la acusación al expresidente Donald Trump realizaron un minucioso proceso documental que quedó plasmado por orden cronológico a lo largo de la jornada en sede parlamentaria. Se trata de un exahustivo registro histórico de un inusualmente violento periodo de transición presidencial.

Los videos de seguridad y los audios de radio inéditos dejan evidencia de la brutalidad de los extremistas seguidores de Trump que irrumpieron a la fuerza en el Capitolio y que hicieron peligrar las vidas de los legisladores y del personal del recinto. Las imágenes no solo apoyaron los argumentos de la acusación sino que, en muchas ocasiones, hablaron por sí solas y volvieron la jornada aún más emotiva.

Defensa de la idea de que Trump incitó los disturbios

Los fiscales argumentaron que Trump sentó las bases de la violencia que se desató el 6 de enero en el Capitolio mucho antes. Al menos desde verano, cuando el expresidente empezó a poner en cuestión el proceso electoral (sin pruebas), de forma que sus partidarios estuvieran preparados para luchar contra los resultados si él perdía.

El congresista demócrata Joaquín Castro, el único de origen hispano en el grupo de fiscales del impeachment aseguró ante el Senado que el ataque “no ocurrió por accidente” y acusó a Trump de fraguarlo “durante meses”.

“Hay un dicho que dice que una mentira puede viajar por la mitad del mundo antes de que la verdad tenga la oportunidad de ponerse en sus zapatos […]. Y eso es especialmente cierto cuando esa mentira la dice la persona más poderosa del mundo”, señaló el demócrata texano en su intervención.

Exposición del peligro real para los legisladores y el vicepresidente Pence

Los videos que reprodujeron los fiscales demócratas mostraron que la multitud que irrumpió con violencia en el Capitolio estuvo mucho más cerca de poder agredir a los legisladores y al exvicepresidente Mike Pence de lo que se pensó en un principio.

Los extremistas, que a las afueras del Capitolio gritaban que querían matar a Pence, estuvieron a menos de 100 pies (30 metros) de donde estaba el entonces vicepresidente y su familia cuando consiguieron entrar al edificio, tal y como explicó la representante Stacey Plaskett.

El senador Mitt Romney y miembros de su equipo casi se cruzan en el camino de los seguidores de Trump, pero el agente de la policía del Capitolio, Eugene Goodman, consiguió avisar a tiempo al republicano de Utah para que se pusiera a salvo. Después de ver el video, Romney dijo que no sabía que había estado tan cerca. También el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, tuvo que huir de la multitud.

Otro clip muestra que el hombre que se hizo famoso por posar en una foto con los pies encima del escritorio de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, llevaba “una pistola paralizante metida en la cintura”, según explicó Plaskett. A Pelosi la tuvieron que llevar fuera del complejo del Capitolio ya que los extremistas que entraron al edificio gritaban que le querían hacer daño.

Los siguientes pasos del impeachment a Trump

Los fiscales demócratas seguirán presentando sus argumentos a partir de este jueves a mediodía. Tienen ocho horas más para hacerlo. A partir de que acaben, la defensa del expresidente tendrá un total de 16 horas para defender su postura, lo que hará que el impeachment se alargue al fin de semana.

Aún no está claro si la defensa de los argumentos de la Cámara de representantes y la evidencia gráfica hizo que algún republicano cambiara de opinión. Hasta ahora, solo 6 han votado con la bancada demócrata a favor de realizar el juicio político. Pero se tendrían que unir un total de 17 para poder condenar a Trump.

En cualquier caso, este segundo juicio político ya ha servido para sentar un precedente y evitar como explicó en enero el senador Bernie Sanders que cualquier “presidente, ahora o en el futuro, pueda liderar una insurrección contra el gobierno estadounidense” con la idea de que no tendrá que rendir cuentas y de que quedará impune.