Las pitones de Florida podrían ayudar a la producción de vacunas

Lo revela una investigación de un centro de desarrollo científico

Las pitones de Florida podrían ayudar a la producción de vacunas
Las serpientes muerden al sentirse amenazadas.
Foto: Unsplash

Las pitones de Florida podrían ser la solución definitiva para ayudar en la producción de vacunas contra el coronavirus, según han dado a conocer algunos estudiosos que han llevado a cabo una investigación al respecto.

Dustin Crum y Daryl Thompson, investigadores del Centro Global de Investigación y Grupo de Descubrimiento de Winter Haven, aseguraron que la pitón birmana que habita en los Everglades de Florida, una especie invasora, contiene escualeno, un compuesto que se usa habitualmente en las vacunas.

Te puede interesar: Un auto se estrella contra una casa de Miami, cruza una habitación y termina en la sala

Los científicos que han llegado a la conclusión señalan que ese compuesto químico puede estimular una respuesta inmune más fuerte cuando se usa en vacunas. El escualeno suele hallarse en los tiburones, pero su extracción ha sido duramente criticada por grupos animalistas que se oponen a sacar molécula de grasa del hígado del tiburón.

Capaz de fabricar 3,500 vacunas

“Queríamos buscar fuentes alternativas. Una pitón de 10 pies tiene unos 35 gramos de escualeno. Eso es suficiente para hacer unas 3,500 vacunas”, admitieron.

Las pitones birmanas de los Everglades son una especie invasora que ponen en peligro el hábitat natural de la zona. Por eso, las autoridades ofrecen recompensas a aquellos cazadores que logren encontrar y eliminar estos animales con el objetivo de asegurar la vida silvestre en el lugar.

Te puede interesar: La peligrosa persecución de un auto en una zona peatonal de Miami Beach que atemorizó a los turistas

Según la Organización Mundial de la Salud, el escualeno es seguro y eficaz. Actualmente, el compuesto no se encuentra en la lista de ingredientes de la Administración de Alimentos y Medicamentos de las vacunas Pfizer o Moderna.

Un portavoz de Pfizer aseguró que las vacunas de la farmacéutica no incorporan “productos humanos o animales de ningún tipo”. Sin embargo, algunos científicos se muestran escépticos sobre la fiabilidad de las pitones como fuente de escualeno.