Miguel Herrera o Giovani dos Santos… ¿A quién creerle?

El ex técnico y el jugador americanista se enfrascaron en un pleito inesperado a través de redes sociales

Miguel Herrera o Giovani dos Santos… ¿A quién creerle?
Giovani dos Santos y Miguel Herrera estuvieron juntos en el América y El Tri.
Foto: Imago7

Un pleito completamente inesperado entre Miguel Herrera y Giovani Dos Santos sacudió las redes sociales este martes. A los ojos de todos eran grandes amigos y de hecho el “Piojo” parecía un protector para el jugador ya que lo rescató de su peor momento y lo llevó al América con un sueldazo.

Herrera, ya sin ningún tipo de presión corporativa declaró en una entrevista que el problema de Giovani pasaba por las lesiones y dolencias que el jugador mexicano siempre ha tenido, según el “Piojo” incluso en el momento más importante, el futbolista pidió salir de la cancha:

Me dijo que tenía muy calientes los pies y que no aguantaba las ampollas. Vi a varios echarse agua en los zapatos y ahí le pregunté ‘¿qué tienes?’, ‘se me están quemando los pies’. Le pregunté por cuánto tiempo más iba a aguantar y me dijo ‘te aviso, porque traigo unas ampollas…’. A los cinco minutos me pidió su cambio”, relató Herrera recordando el partido ante Holanda en la Copa del Mundo de Brasil 2014… sí, el día del famoso #NoEraPenal

Giovani, quien no atraviesa por su mejor momento desde hace muchos años, se defendió a través de su cuenta de Twitter con una versión completamente distinta:

“En toda historia siempre hay dos versiones y ésta es la que yo viví en el partido ante Holanda del Mundial de Brasil 2014: Cuando veo que voy a salir me sentía en el mejor momento del partido y no sufría ninguna molestia física. Obviamente estaba molesto, sin duda este tipo de partidos es el que cualquiera quisiera jugar. Si alguien duda de lo que digo, vea el video de aquel duelo y muéstreme dónde se me ve un gesto de dolor o que me dirijo a la banca para pedir el cambio, las imágenes hablan por sí solas” aseguró el regiomontano.

Muy a su estilo, el “Piojo” zanjo el enfrentamiento con su ex pupilo asegurando que es un jugadorazo, que se lo llevaría a Europa si pudiera y casi casi, que lo adoptaría como su hijo putativo:

“No hay necesidad de aclarar nada, yo creo que tenemos una gran relación, sigo teniendo un cariño para él y para mí es un jugador importante, no se necesita hablar y cada uno tiene su manera de expresar. En su escrito no dice nada malo”, aseguró en una entrevista con Marca Claro.

No obstante, defendió su postura y dejó el dardo envenenado: “Él sabe perfectamente que el cambio me lo pide por las circunstancias”.

“Si yo tengo equipo y él está disponible, seguramente lo pida, porque tiene 31 años, le falta una buena preparación física y estoy seguro que Gio será ese jugador que todos piensan que tiene que ser”.