Amenazan con ICE a empleados de restaurante mexicano tras pedir a clientes usar máscarilla por COVID-19

El gobernador de Texas ha complicado la situación a prestadores de servicios responsables

Amenazan con ICE a empleados de restaurante mexicano tras pedir a clientes usar máscarilla por COVID-19
El personal de Picos recibió amenazas por Facebook.
Foto: facebook.com/picosrestaurant/ / Cortesía

El restaurante Picos, en Houston, Texas, busca mantener el cuidado de sus clientes ante el contagio de COVID-19, pero al exigir mascarilla, usuarios en redes sociales amenazaron a los empleados con llamar a agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

La familia Richards, propietaria del establecimiento, ha tenido que enfrentar este problema adicional, luego de que el gobernador republicano Greg Abbott dijera que la entidad volvería “a la normalidad” con los negocios abiertos y sin el uso obligatorio de protección facial.

Ante el número de contagios y muertes en la entidad, principalmente entre la comunidad latina, el restaurante prefirió mantener restricciones, pero eso agregó un problema más a la crisis que enfrenta por tener que ofrecer un servicio limitado ante la pandemia.

“Fue simplemente horrible”, dijo Monica Richards a The Washington Post. “La gente no entiende, a menos que estés en nuestro negocio… lo difícil que fue pasar por todo lo que pasamos durante el covid. Que las personas sean negativas con nosotros por tratar de permanecer a salvo, para que esto no continúe sucediendo, simplemente no tiene sentido para nosotros“.

El republicano Abbott ha complicado el escenario en la entidad, ya que las empresas y negocios deben seguir protocolos federales de cuidado, pero cada vez hay más clientes violentos que siguen el mandato del gobernador. Mississippi tiene una medida similar.

Una encuesta de la Asociación de Restaurantes de Texas llevó a la actualización de su guía, la cual recomienda que los restaurantes obliguen a los empleados a usar protección facial y alentar a los clientes a hacer lo mismo.

“Esta es una decisión que los dueños de negocios están tomando y es adecuada para ellos”, dijo Anna Tauzin, portavoz de la organización. “Para un grupo que promociona la responsabilidad personal es algo clave para la buena administración de su negocio; parece extraño que puedan criticar o insultar a las personas que están tratando de hacer precisamente eso. Es alarmante”.

El repote del Post indica que otro restaurante mexicano de Houston, Cantina Barba, recibió mensajes similares, además de que su personal ha sido intimidado.

El gobierno de Texas es uno de los que menos defienden a los inmigrantes, especialmente indocumentados.