El sospechoso del tiroteo en un supermercado en Boulder comparecerá ante el tribunal el jueves

Ahmad Al Aliwi Alissa enfrenta 10 acusaciones de asesinato en primer grado y una de intento de asesinato en primer grado por la masacre en el supermercado King Soopers

Ahmad Alissa está acusado de 10 homicidios.
Ahmad Alissa está acusado de 10 homicidios.
Foto: Departamento de Policía de Boulder / Cortesía

Se espera que el sospechoso del tiroteo en el supermercado de Boulder, Colorado, comparezca por primera vez en el tribunal el jueves por la mañana.

Ahmad Al Aliwi Alissa, de 21 años, comparecerá en el Tribunal de Distrito del Condado de Boulder a las 8:15 a.m. y será acusado formalmente por el tiroteo en una tienda King Soopers que dejó 10 muertos, según The Denver Channel. Se espera que enfrente 10 acusaciones de asesinato en primer grado y una de intento de asesinato en primer grado.

Durante la audiencia inicial, se informará a Alissa sobre sus derechos a un abogado, su derecho a no hacer declaraciones y su derecho a declararse culpable o inocente. El juez Thomas Mulvahill supervisará la audiencia.

Si es declarado culpable de asesinato en primer grado, Alissa podría enfrentar una sentencia de cadena perpetua obligatoria sin posibilidad de libertad condicional, ya que Colorado eliminó la pena de muerte el año pasado.

Las autoridades identificaron a Alissa como sospechoso el martes, la mañana después del tiroteo. Las autoridades han dicho que todavía están investigando el motivo.

Una declaración jurada de arresto dice que el sospechoso comenzó a disparar alrededor de las 2:40 p.m. y fue detenido unos 50 minutos después.

La policía recuperó chalecos antibalas, un rifle que era un “posible AR-15” y una pistola semiautomática, además de la ropa.

Los fiscales han dicho que la investigación podría demorar hasta un año. Las 10 víctimas en el supermercado incluyeron al oficial de policía de Boulder Eric Talley, quien fue el primer oficial en responder al tiroteo.

Un día después del tiroteo, el presidente Biden pidió al Congreso que prohibiera las armas de asalto y los cargadores de alta capacidad y que promulgara verificaciones de antecedentes más estrictas para la compra de armas.