Niña guatemalteca de nueve años muere ahogada tratando de cruzar la frontera por el Río Grande

Su madre y hermano de tres años fueron resucitados por agentes de la Patrulla Fronteriza, pero la pequeña falleció

La zona del Río Grande es un peligro.
La zona del Río Grande es un peligro.
Foto: John Moore / Getty Images

TEXAS – Una niña inmigrante de nueve años murió intentando cruzar la frontera de los Estados Unidos – México por la zona del Río Grande, según anunciaron las autoridades migratorias.

La niña, su hermano de tres años y su madre fueron encontrados insensibles en una isla en el río cerca de Eagle Pass, Texas, el 20 de marzo.

Personas en el área pidieron la ayuda de agentes fronterizos que patrullaban el área y estos pudieron resucitar al niño y a la madre. La niña no respondió a los esfuerzos de resucitación y fue pronunciada muerta horas más tarde. La familia intentaba llegar a los Estados Unidos procedente de Guatemala.

Las autoridades no han revelado el nombre de la víctima.

“Extendemos nuestras más profundas condolencias a la familia y amigos de la pequeña”, dijo en un comunicado Austin Skero, director de la Patrulla Fronteriza del sector de Del Río. “Durante estos tiempos complicado nuestros agentes se mantienen alertas, y estoy extremadamente orgulloso de todos sus esfuerzos”, agregó.

En lo que va del 2021 agentes de la Patrulla Fronteriza del sector de Del Río han rescatado más de 500 migrantes que intentan cruzar ilegalmente la frontera.

Las autoridades migratorias en la frontera sur aseguran que durante los pasados 30 días han detenido un promedio de 5,000 inmigrantes indocumentados por día, alrededor de la mitad son familias y menores que no van acompañados.

Oficiales temen que esas cifras aumentarán cuando llegue el verano.

Más de 18,000 niños no acompañados se encuentran en la custodia federal desde el viernes.

 Te puede interesar: Policía obligó a mujeres que le hicieran sexo oral en su patrulla en el área de Houston

Le tatuaron a la fuerza el nombre de su novia en el cuello antes de matarlo con un balazo; ocurrió en Arlington