Los demócratas podrán aprobar el plan de infraestructura de Biden de $2,2 billones con sólo 50 votos

Con este movimiento los demócratas podrían evitarse un disgusto y una larga negociación con la bancada republicana para aprobar el plan de infraestructura que tiene como objetivo construir carreteras, reparar puentes, así como detonar el empleo por todo el país

Los demócratas podrán aprobar el plan de infraestructura de Biden de $2,2 billones con sólo 50 votos
Joe Biden busca detonar millones de empleos con el plan de infraestructura que está proponiendo, con lo que se espera tenga un impacto favorable en la economía nacional.
Foto: JIM WATSON / AFP / Getty Images

Chuck Schumer, líder de la mayoría del Senado, anunció que los demócratas  podrán aprobar el proyecto de ley del presidente Joe Biden de infraestructura por $2,3 billones de dólares con su mayoría simple debido a un fallo parlamentario del Senado.

Eso significa que los demócratas necesitarán sólo 50 votos, con el vicepresidente Kamala rompiendo el empate, evitando la necesidad de 60 votos para romper un obstruccionismo y permitiendo el paso sin un solo voto republicano.

El fallo da efectivamente a los demócratas una oportunidad que de otro modo no hubieran tenido de utilizar el procedimiento especial de reconciliación en el proyecto de ley.

En un comunicado, Schumer dijo que el Senado permitiría que una resolución presupuestaria revisada contenga instrucciones de reconciliación de conformidad con una solución poco conocida.

Con este movimiento los demócratas podrían evitarse un disgusto y una larga negociación con la bancada republicana para aprobar el plan de infraestructura que tiene como objetivo construir carreteras, reparar puentes, así como detonar el empleo por todo el país.

En contraste, los republicanos en el Congreso buscan oponerse a la agenda del plan de infraestructura, al igual que en el voto para aprobar el tercer paquete de estímulo, los republicanos buscan acotar al presidente.

Los republicanos tienen la intención de cargar a los demócratas con la responsabilidad de todos los impuestos y gastos futuros, al igual que lo hicieron con el rescate de 2009 después de la crisis económica, enmarcándolo como una extralimitación del gobierno que acumula deuda.

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, marcó el tono definitorio de su partido cuando declaró que luchará rotundamente contra la agenda de Biden “en cada paso del camino”.

Pese a esto, el movimiento de los demócratas quitará las piedras en el camino que eventualmente pudieran poner la bancada republicana en el Congreso. Con lo ocurrido, entonces, se puede esperar que el plan Biden transite sin problema alguno.

También te puede interesar: La economía y los impuestos pueden representar una bomba de tiempo para Biden: expertos