Legisladores californianos buscan subir impuestos a armas y municiones tras recientes tiroteos masivos

El gravamen se aplicaría a la venta y se destinaría a programas para acabar con la violencia armada como el reciente tiroteo de Orange en el que perdieron la vida cuatro latinos

Legisladores californianos buscan subir impuestos a armas y municiones tras recientes tiroteos masivos
Una de las cuatro víctimas mortales del tiroteo de Orange fue un niño de 9 años.
Foto: PATRICK T. FALLON / AFP / Getty Images

Legisladores del estado de California avanzaron este martes en una propuesta para imponer un nuevo gravamen sobre la venta de armas y munición en el estado. Los nuevos impuestos se usarían para aumentar la financiación de programas de prevención de violencia. La propuesta llega después de tiroteos masivos en Orange, Boulder (Colorado) y el área de Atlanta.

La legislación que proponen los asambleístas demócratas Marc Levine (del condado de Marin) y Buffy Wicks (de Oakland), aplicaría a los establecimientos minoristas un impuesto especial de $25 dólares por la venta de cada arma nueva y un impuestos aún no determinado sobre la venta de municiones para recaudar millones de dólares que ayuden a financiar el Programa californiano de Intervención de la Violencia (CalVIP), según un comunicado de Levine.

“La violencia armada no terminará por sí sola”, dijo Levine al Comité de Seguridad Pública de la Asamblea durante una audiencia el martes y publicó después en Twitter. “Debemos tomar medidas responsables para poner fin a la crisis de salud pública que es la violencia con armas de fuego en nuestro estado, en nuestra nación”, añadió.

El panel de legisladores votó a favor de aprobar la legislación con el apoyo de sus cinco demócratas y el rechazo de sus dos republicanos, según Los Angeles Times. La propuesta tiene que votarse también en la asamblea estatal con todos sus miembros.

Tiroteos recientes

Para respaldar su propuesta, los legisladores recordaron el tiroteo del pasado miércoles en Orange, donde un hombre armado mató a balazos a cuatro personas, entre ellos, un niño de nueve años.

Una semana antes, el 22 de marzo, otro hombre abrió fuego contra un supermercado de Boulder y mató a 10 personas, entre las que se incluye a un agente de la policía.

El 16 de marzo, un joven blanco de 21 años mató a ocho personas en tres salones de masajes. Entre las víctimas había seis mujeres de origen asiático.

Levine cita también los datos del archivo de violencia armada que indican que en los cuatro primeros meses de 2021, 151 estadounidenses han muerto debido a la violencia armada. Solo en marzo, hubo 66 víctimas mortales, entre las que se encuentran las mencionadas anteriormente.

“No son estadísticas”, dijo Levine a sus compañeros, según el Times. “Son vidas humanas“.

Programa contra la violencia armada

CalVIP es un programa estatal de intervención de la violencia que, según el legislador Levine, en 2018 ayudó a las comunidades que recibieron financiación a reducir los homicidios y en 2019 ayudaron a que cayera en California la cifra total de homicidios con armas de fuego entre el grupo de edad de 15 a 29 años, considerado de alto riesgo.

“AB 1223 -como se llama la propuesta- proporcionará una fuente de financiamiento confiable para CalVIP, necesaria para realizar inversiones críticas que reducirán la violencia relacionada con las armas en nuestras comunidades”, defendió el asambleísta.