Video de la policía muestra que otro hispano de California, Mario Gonzalez, murió como George Floyd

El hombre de 26 años dejó de respirar después de que un agente le presionara la espalda con su rodilla. Las imágenes contradicen la versión de las autoridades, que dijeron que había fallecido en el hospital

La policía de Alameda, California, publicó este martes un video del encuentro con la policía que acabó con la muerte de un hombre hispano en este localidad. Los agentes presionaron con sus rodillas la espalda y los hombros del ahora fallecido hasta que este dejó de respirar. Las imágenes se conocen poco después de las de otro hispano de San Diego, que murió en condiciones similares en 2019.

Mario Gonzalez, un hombre hispano de 26 años, murió la mañana del 19 de abril. La policía aseguró que, cuando intentaron contenerlo, había ocurrido una “pelea”y un “altercado físico”. Las autoridades dijeron también que esta situación desembocó en una “emergencia médica”.

Sin embargo, las imágenes que la propia policía hizo públicas este martes por la tarde tras sucesivos reclamos de la familia de Gonzalez contradicen su versión. En ellas, grabadas con la cámara corporal de un agente no se ve que el hombre mostrara actitudes violentas ni combatiera a los policías en ningún momento.

En el video se ve a Gonzalez parado solo en un parque con algunas botellas de alcohol en una canasta mientras los agentes se acercan. Durante unos nueve minutos, el hombre mantiene una conversación relajada con los agentes y responde con tranquilidad a sus preguntas antes de que ellos trataran de ponerle las manos detrás de la espalda.

La policía, que habían recibido al menos dos llamadas sobre la presencia de “un hispano” en el parque, inmovilizó al hombre y en el video se ve cómo aparentemente al menos dos de ellos se pusieron encima de su espalda -uno puso la rodilla sobre su hombro- durante alrededor de cinco minutos hasta que Gonzalez quedó inconsciente.

A pesar de que, tras la muerte del hispano, la policía dijo que había fallecido en el hospital, las imágenes revelan que dejó de respirar en el lugar de los hechos y que un agente declaró que no tenía pulso después de que empezaran a hacerle la respiración cardiopulmonar.

El Departamento de Policía de Alameda (ADP, por sus siglas en inglés) dijo la semana pasada a través de un comunicado de prensa que los tres oficiales involucrados en la muerte de Gonzalez estaban bajo licencia administrativa pagada.

En una conferencia de prensa previa a la publicación de las imágenes, la familia del fallecido dijeron que Mario había sido “obediente y [los agentes] continuaron inmovilizándolo”.

“Todo lo que vimos en ese video fue innecesario”, dijo Gerardo González, hermano de Mario. “APD tomó una situación de calma y la convirtió en fatal”. “La policía mató a mi hermano de la misma manera que mataron a George Floyd”, dijo.