Condado de Los Ángeles no registró ninguna muerte por COVID-19 este domingo

Las autoridades sanitarias explican que esta cifra esperanzadora podría reflejar el usual retraso en los conteos del fin de semana, pero muestran una tendencia positiva

Condado de Los Ángeles no registró ninguna muerte por COVID-19 este domingo
Hay 390 personas hospitalizadas por COVID-19 en todo el condado.
Foto: Apu Gomes / Getty Images

Las autoridades sanitarias del condado de Los Ángeles no registraron este domingo ninguna muerte relacionada con COVID-19, aunque advierten que esta cifra positiva podría reflejar el retraso en el conteo que normalmente se da los fines de semana.

Con advertencias y todo, los números de este domingo reflejan varios meses de progreso en la lucha contra el coronavirus. El condado registró también 313 nuevos casos del virus y410 hospitalizaciones a fecha del domingo, una caída del 16% respecto a dos semanas antes. Y sigue con un pie puesto en el paso al nivel amarillo, el menos restrictivo de las medidas para evitar la propagación de COVID-19.

Desde que se registró el primer caso de este coronavirus, el condado de Los Ángeles ha contabilizado más de 1.2 millones de casos confirmados y 23,915 residentes han muerto por razones relacionadas con COVID-19, según los números del condado, que coinciden con los de Los Angeles Times.

Un 46.8% de los residentes del condado de Los Ángeles ha recibido al menos una dosis de la vacuna y un 31.5% están completamente vacunados. Los expertos consideran que esta velocidad de la vacunación se da en buena medida gracias a que los californianos en general no han dudado mucho a la hora de inocularse. Esto ha ayudado a contener otra oleada de infecciones, aunque a algunas autoridades sanitarias les preocupa que haya disminuido la solicitud de citas para recibir la vacuna.

El nivel de infección en todo el condado se mantienen en sus niveles más bajos desde el inicio de la pandemia, tal y como apuntan las autoridades sanitarias este sábado. La media de la tasa diaria de casos positivos entre las personas que se hacen la prueba es fue del 0.7% durante la semana pasada, según los datos del condado. Respecto a los test que se realizaron el sábado, solo un 0.6% dieron positivo de COVID-19.

El descenso sostenido se produce en un momento en el que el condado de Los Ángeles está a punto de pasar al nivel amarillo, el menos restrictivo del sistema de reapertura por colores, que permitirá a la mayoría de los negocios abrir en el interior, aunque con modificaciones. Para calificar para más reaperturas, el condado debe tener durante dos semanas una tasa diaria ajustada de nuevos casos de menos de dos por cada 100,000 personas.

Los datos que el estado de California publicó la semana pasada muestran que la tasa de nuevos casos de coronavirus en el condado, que está ajustada en función de la cantidad de pruebas realizadas, se redujo a 1.9 por día cada 100,000 personas.