Los estados deben reembolsar los beneficios por desempleo que recuperaron por error

Se pidió a cientos de miles de trabajadores que reembolsaran prestaciones por desempleo que recibieron durante la pandemia de COVID-19. Ahora el Departamento de Trabajo ordenó devolver esas prestaciones

Los estados deben reembolsar los beneficios por desempleo que recuperaron por error
Muchos estados exigieron reembolsos del subsidio por desempleo.
Foto: OLIVIER DOULIERY / AFP / Getty Images

Es posible que los trabajadores a los que se les solicitó reembolsar los beneficios por desempleo emitidos durante la pandemia de COVID-19 estén recibiendo un reembolso.

Sin embargo, los estados pueden tardar hasta un año en emitir el dinero, según un memorando emitido el miércoles por el Departamento de Trabajo de EE.UU.

Muchos estados intentaron recuperar los beneficios de desempleo de cientos de miles de estadounidenses desde la primavera de 2020, cuando las solicitudes de ayuda por desempleo sumaron millones en todo el país.

Ahora el Departamento de Trabajo ha emitido una guía para los estados que recomienda permitir que las personas se queden con ese dinero extra, siempre que no hayan cometido fraude para obtenerlo.

Muchos trabajadores recibieron ayuda económica a través de un nuevo programa federal, Asistencia por desempleo pandémico (Pandemic Unemployment Assistance, PUA por sus siglas en inglés), creado por la Ley CARES, para ampliar la ayuda a una gran cantidad de personas que normalmente no son elegibles para los beneficios estatales.

Los estados se apresuraron a emitir beneficios en medio de una avalancha de reclamos, solo que más tarde se dieron cuenta de que algunos habían sido pagados por error, debido a equivocaciones tanto de los solicitantes como de las oficinas laborales estatales.

Sin embargo, la Ley CARES no ofreció una válvula de seguridad para que los estados perdonaran los pagos en exceso. Básicamente, eso significaba que los estados debían intentar recolectar los fondos.

Texas, por ejemplo, envió avisos a unos 260,000 destinatarios de PUA entre el 1 de marzo y el 1 de octubre y trató de recuperar $214 millones de dólares, reportó CNBC.

Reembolsos y exenciones

La guía del Departamento de Trabajo permite a los estados optar por renunciar a los pagos en exceso de beneficios.

Ahora, los estados que opten por ese perdón deben emitir reembolsos a los trabajadores que hayan devuelto todos o algunos de sus beneficios antes de obtener una exención, según el Departamento de Trabajo.

“Puede tomar algún tiempo (por ejemplo, hasta un año) para que los estados procesen dichos reembolsos y se alienta a los estados a que se comuniquen con el Departamento para obtener asistencia técnica”, dijo la agencia en una guía emitida el miércoles.

Los estados pueden perdonar los pagos en exceso si un trabajador no tuvo la culpa y la recuperación de los fondos causaría dificultades financieras, por ejemplo.

“En muchos casos, las personas recibieron pagos para los cuales no podían haber sido elegibles por causas ajenas a su voluntad”, según la Subsecretaria Adjunta Principal de Empleo y Capacitación, Suzi LeVine.

“La guía emitida hoy por el Departamento de Trabajo ayudará a los estados a abordar este importante problema, brindándoles mayor flexibilidad para renunciar a la recuperación de pagos indebidos de trabajadores honestos que continúan luchando y dirigiéndose a casos en los que existe un verdadero fraude”, agregó LeVine.

De acuerdo con la nueva guía del departamento, tales exenciones deberían emitirse cuando el destinatario obró de buena fe y cuando “el reembolso sería contrario a la equidad y la buena conciencia”.

¿Y si un estado ya ha recuperado el dinero, antes de esta orientación? En general, debería seguir adelante y devolverlo, dijo el departamento.

Con información de Business Insider y CNBC