Arizona pidió en una corte frenar las políticas de Biden que redujeron las deportaciones

El fiscal general de Arizona demandó al gobierno de Biden por disminuir las deportaciones de criminales que sumaron 6,000 mensuales durante el gobierno del expresidente Trump

Arizona pidió en una corte frenar las políticas de Biden que redujeron las deportaciones
El gobierno de Biden prioriza las deportaciones por delitos graves.
Foto: ORLANDO ESTRADA / AFP / Getty Images

TUCSON, Arizona – El estado de Arizona presentó una orden judicial preliminar en la que pide detener la “peligrosa política” de la actual Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE), que ha producido una caída de hasta el 50 % de las deportaciones.

El procurador general de Arizona, Mark Brnovich, solicitó a una corte federal que impida que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) así como ICE implementen una guía provisional en esta materia.

El pedido se base en documentados internos federales y estatales obtenidos por la oficina de Brnovich, los cuales, dice la moción, reflejan una caída durante la actual administración de Joe Biden de casi un 50 % en las deportaciones de ICE, al igual que una reducción de las detenciones de inmigrantes dentro del país.

El escrito legal argumenta que lo anterior equivale a la liberación de personas posiblemente peligrosas en las comunidades de este estado, y es que Brnovich asegura que ICE no está recogiendo en las cárceles estatales a los inmigrantes que son puestos en libertad tras concluir sus sentencias.

Como consecuencia, el Departamento de Correccionales y Rehabilitación y Reingreso de Arizona se ha visto obligado a liberar a individuos y ponerlos bajo supervisión comunitaria a costa del estado.

“Es ilegal e inconcebible que el gobierno federal fuerce la liberación de criminales peligrosos en las comunidades de Arizona cuando se requiere que sean deportados por la ley”, dijo Brnovich en un comunicado de prensa.

Arizona argumenta que incluso durante la pandemia de la covid-19, ICE realizaba aproximadamente unas 6,000 deportaciones mensuales bajo la pasada administración presidencial del republicano Donald Trump.

Sin embargo, el pasado 4 de febrero, bajo la nueva Administración de Biden, DHS instituyó un cambio en la política de deportaciones, según Brnovich, en respuesta a presiones de varios grupos a la Casa Blanca, que ha llevado en algunos estados a mínimos históricos en la cifra de expulsiones.

Biden ordenó a ICE en febrero concentrarse en la deportación de personas que representen una amenaza para el país y que hayan cometido delitos graves.

La moción, para la que Arizona presentará sus argumentos el 27 de este mes, se agrega a la demanda presentada por este estado y Montana por las políticas migratorias implementadas por la actual administración en la Casa Blanca, entre ellas la suspensión temporal de la construcción del muro fronterizo que desarrolló Trump.

La administración de Biden canceló los proyectos del muro fronterizo pagados con fondos desviados de las cuentas del Departamento de Defensa, una medida ampliamente esperada que sigue a la decisión de Biden de suspender la actividad de construcción en el proyecto del muro en la frontera del presidente Donald Trump.

Trump desvió alrededor de $10 mil millones de dólares de cuentas de construcción militar y programas antinarcóticos para pagar cientos de millas de barreras de acero a lo largo de la frontera con México, un esfuerzo que Biden ha denunciado como un desperdicio ineficaz.