Muere Paul Van Doren, el fundador de la icónica marca de zapatos y ropa Vans

La industria del calzado y el mundo de las patinetas están de luto por la muerte de Paul Van Doren, quien abrió la primera tienda Vans en 1966 en Anaheim

Muere Paul Van Doren, el fundador de la icónica marca de zapatos y ropa Vans
Un modelo reciente de zapatos Vans. La empresa fundada en Anaheim en 1966 es una marca global.
Foto: Pablo Cuadra / Getty Images

Paul Van Doren, uno de los fundadores de la famosa marca californiana de calzado y ropa Vans que luego se volvió un referente global asociado con las patinetas (skateboards), ha muerto a la edad de 90 años, anunció la empresa este viernes.

“Paul no solo fue un emprendedor; fue un innovador. Enviamos nuestro amor y fuerzas a la familia Van Doren y a los incontables miembros de la Famila Vans que han dado vida al legado de Paul”, escribió Vans en un comunicado.

En 1966, Paul Van Doren y su hermano James, además de Gordon C. Lee, abrieron la primera tienda de zapatos Vans, la cual se llamó The Van Doren Rubber Company, sobre el 704 de East Broadway, en la ciudad de Anaheim.

El lanzamiento de la marca fue con $250,000 dólares, pero la fuerte inversión empezó a pagar grandes dividendos en los siguientes años y hacia finales de la década de los 70 la compañía ya tenía 70 tiendas en California y sus productos empezaban a inundar todo el país.

Un momento crucial para la suerte de Vans fue cuando un joven Sean Penn sacó de una caja sus zapatos Vans de cuadros blancos y negros con los cuales luego se golpeó la cabeza en una escena de la película “Fast Times at Ridgemont High” en 1982.

“Fast Times definitivamente nos puso en el mapa. Nosotros éramos una compañía de $20 millones de dólares antes de que saliera la película, y ahora estamos en camino a $40 y $45 millones después de eso”, dijo Paul Van en una entrevista con Los Angeles Times en 2009.

Van Doren y su socio Lee vendieron la empresa en 1988 por $74 millones de dólares a una firma bancaria llamada McCown De Leeuw & Co. y ésta más adelante hizo el gran negocio cuando la vendió en 2004 a VF Corp. por $396 millones.

Vans tiene sus instalaciones en Costa Mesa, en el Condado Orange.