Por qué el estado de Nueva York podría suspender la minería de criptomonedas

El proyecto de suspensión de la minería establecería una moratoria de tres años, entérese con qué objetivo y cuál es la situación actual

Por qué el estado de Nueva York podría suspender la minería de criptomonedas
La peor semana para las criptomonedas en lo que va de año.
Foto: Foto de Dan Kitwood/Getty Images. / Getty Images

El estado de Nueva York está evaluando una nueva ley para prohibir la minería de criptomonedas por razones de protección al medio ambiente. Se trata de un proyecto de ley presentado por el senador demócrata Kevin Parker, que no ha recibido mucho apoyo pero recordemos que los demócratas tienen mayoría en la cámara baja y en el senado estadounidense.

El proyecto de ley fue remitido el pasado 3 de mayo, al Comité de Conservación del Medio Ambiente, para exigir a los mineros de criptomonedas que se sometan a una revisión de impacto medioambiental si desean seguir minando.

Dicho proyecto pretende establecer una moratoria de tres años para la minería de criptomonedas, según Parker, para evitar “daños irreparables a los objetivos de sostenibilidad del estado”.

En el estado de Nueva York, los centros de minería de criptomonedas es una industria que cada vez se expande más. Y según el proyecto de ley, la mayoría de esos centros de minería están ubicados en centrales eléctricas de combustibles fósiles retiradas o reconvertidas.

Una de las cosas que se destacan para argumentar las razones de ese proyecto de ley conservacionista es que “el funcionamiento continuo y ampliado de los centros de minería de criptomonedas, aumentará la cantidad de uso de energía en el estado de Nueva York, lo que no es beneficioso para el medioambiente.

Y este aumento del uso de energía traerá como consecuencia las emisiones de gases de efecto invernadero; lo que perjudicará de manera irremediable el cumplimiento de la Ley de Liderazgo Climático y Protección de la Comunidad.

Cuál es el impacto de la minería de criptomonedas:

La explosión de precios que se ha visto recientemente en materia de criptomonedas ha puesto en práctica una mayor cantidad de minería. Minar es un proceso largo y complejo y que indiscutiblemente tiene un costo ambiental, debido a la cantidad de energía que se consume en dicho desarrollo.

Para explicarlo de forma básica, los mineros compiten para resolver problemas matemáticos y quien lo resuelve se gana el derecho a procesar un bloque de transacciones, a cambio de las tasas de transacción y de la criptomoneda acuñada. Algo así es el sistema crucial de la red Bitcoin.

Hay estudios que indican que las emisiones de bitcoin pueden impulsar el calentamiento global hasta 2 grados centígrados. Según investigaciones de la Universidad de Cambridge la energía total consumida por el proceso de minería de Bitcoin puede alcanzar hasta 128 TWh (teravatios-hora) este 2021. Lo que supone un 0,6% de la producción mundial de electricidad, incluso más que todo el consumo de energía en Holanda.

Si volvemos a Nueva York, la central eléctrica de Greenidge, en Dresden (NY), después de ser vendida como chatarra y pasar unos 7 años inactiva, hoy funciona como una operación de minería de Bitcoin. Son unas instalaciones llenas de computadoras que confirman y registran las transacciones de Bitcoin, y se alimentan del generador de 106 megavatios de la planta, que ahora funciona con gas natural.

Los nuevos propietarios de esta planta pretenden cuadruplicar la potencia utilizada para procesar las transacciones de Bitcoin a finales del año que viene. Por esto la preocupación de los ambientalistas, que consideran que si esto no se controla pueda ser un grave problema.

Por otro lado, se teme que otras centrales eléctricas de combustible fósil retiradas o en proceso de jubilación en todo Nueva York puedan seguir el ejemplo de Greenidge.

Entonces bien, la idea del proyecto del ley es prohibir temporalmente la minería en el estado de Nueva York, para que se puedan alcanzar los objetivos medioambientales de usar un “70% de energía renovable para 2030 y un 100% de electricidad sin emisiones para 2040”.

Este proyecto podría crear un precedente en otros estados y tener ramificaciones más amplias para la industria.

**

También te puede interesar:

Cuándo los bancos de Estados Unidos podrían adoptar el uso del Bitcoin

El condado de Miami Dade en Florida podría aceptar pagos con criptomonedas