Qué sanciones y consecuencias poco favorables podrías sufrir si no presentas tus impuestos a tiempo

Los contribuyentes que no declaran se podrían cerrar las puertas para poder recibir préstamos bancarios, contratar algún seguro médico o de vida, situación que pondría en vulnerabilidad a quien no declara sus impuestos por alguna causa

Qué sanciones y consecuencias poco favorables podrías sufrir si no presentas tus impuestos a tiempo
Aunque se puede pedir una extensión para poder declarar después, lo recomendable es que se haga en tiempo y forma, de lo contrario puede haber multas y recargos.
Foto: Steve Buissinne / Pixabay

Hay muchas razones para que te sientas preocupado en caso de que no presentes tu declaración de impuestos 2020, ya que no sólo te expones a multas y recargos que te impondrá el Servicio de Rentas Internas (IRS), también perderías la oportunidad de ser beneficiario de varios programas federales.

Puedes evitarte pasar por un mal rato, así como tener disgustos presentando tu declaración. Todavía tienes una semana, la fecha fijada por el IRS para cerrar la temporada de impuestos expira el lunes 17 de mayo, por lo que a pesar de ir contra el tiempo aún te queda una oportunidad.

Ahora bien, si decides no presentar tus obligaciones fiscales, además de las posibles multas y recargos que deberás pagar, podrías perder el dinero del reembolso, que este año te podría dar hasta $2,800 dólares, dicha situación sí representaría una catástrofe para tus finanzas personales.

La experta en temas fiscales, Rebeca Thompson, directora de Taxpayer Opportunity Network, dijo a CNBC que las consecuencias para quienes no presentan sus declaraciones de impuestos no sólo tienen repercusiones con la principal institución fiscal del país como lo es el IRS.

Thompson aseguró que los contribuyentes que no declaran se podrían cerrar las puertas para poder recibir préstamos bancarios, contratar algún seguro médico o de vida, situación que pondría en vulnerabilidad a quien no declara sus impuestos por alguna causa.

La experta aseguró que si alguien no puede declarar en la fecha límite, lo más sensato es pedir una extensión y, al hacerlo, evitará multas y recargos o que el IRS termine tocando el reembolso para cubrir los adeudos que puede tener la persona que no declaró en tiempo y forma.

Pedir una extensión, no es sinónimo de que el solicitante se salvará de pagar multas por no pagar los impuestos correspondientes al año fiscal. Esto dependerá de la situación que tenga cada contribuyente con el Servicio de Impuestos Internos, por lo que la extensión siempre será una moneda en el aire.

Bajo esta perspectiva, presentar una extensión puede ser útil para algunos, incluso si te toca pagar multa por morosidad, no es del todo malo, ya que generalmente la sanción puede resultar no tan costosa, pero no pierdas de vista la posible sanción a la que serías acreedor, es diferente para cada contribuyente.

Si por alguna razón tu estrategia es  pedir una extensión, debes llenar y enviar el formulario 4868 al IRS. Bajo este panorama, podrás presentar tu declaración hasta el 15 de octubre de este año, pero si es así tu reembolso también te llegaría con demora.

También te puede interesar: El IRS pide que hagas tu declaración de impuestos, más si te deben reembolso