El oleoducto Colonial restableció operaciones pero demorará en recuperar todo su servicio

La compañía, que sufrió un ciberataque el pasado viernes, informó que la cadena de suministro de entrega de combustible tardará varios días en volver a la normalidad

El oleoducto Colonial restableció operaciones pero demorará en recuperar todo su servicio
El oleoducto Colonial quedó paralizado por un ciberataque.
Foto: FRANCOIS PICARD / AFP / Getty Images

Las operaciones del oleoducto Colonial que sufrió un ciberataque el pasado viernes, se reiniciaron alrededor de las 5 p.m. ET el miércoles, y es probable que las interrupciones del servicio y el desabasto de gasolina continúen aún en algunos mercados durante unos días, pero se espera que se restablezca el servicio totalmente en pocos días.

“Colonial moverá tanta gasolina, diesel y combustible para aviones como sea posible de manera segura y continuará haciéndolo hasta que los mercados vuelvan a la normalidad”, dijo la compañía.

El oleoducto Colonial es el que proporciona el 45% del suministro de la cosa oeste, por lo que su cierre tras un ciberataque que paralizó las operaciones, provocó preocupaciones sobre la vulnerabilidad de esta infraestructura clave para Estados Unidos.

“La cadena de suministro de entrega de productos tardará varios días en volver a la normalidad”, dijo la compañía en su sitio web. “Algunos mercados atendidos por Colonial Pipeline pueden experimentar, o seguir experimentando, interrupciones del servicio intermitentes durante el período de puesta en marcha”.

El cierre de la línea de combustible, que se extiende desde Texas hasta Nueva Jersey, había provocado un aumento de la demanda de gasolina en algunos estados de EE. UU., a pesar de las afirmaciones de los analistas de la industria de que el impacto del cierre sería relativamente menor, siempre que el servicio del oleoducto estuviera fuera restaurado pronto.

El FBI dijo que un grupo de ciberdelincuentes rusos que se hacen llamar DarkSide está detrás del ciberataque.

El gobierno de Rusia rechazó estar detrás del ciberataque que dejó a la red de oleoductos Colonial Pipeline inactiva desde la noche del viernes 7 de mayo.

La empresa de oleoductos se vio obligada a detener las operaciones de la línea después de que los piratas informáticos accedieron a sus sistemas informáticos con el ciberataque con secuestro de datos y pidieron un rescate monetario para desbloquear el suministro de gasolina y otros combustibles refinados.

Carolina del Norte, Carolina del Sur, Tennessee, Georgia y Virginia son los estados más afectados por el desabasto de combustible debido al ciberataque ocurrido el pasado viernes 7 de mayo a los oleoductos de la compañía Colonial Pipeline,

El secretario de Seguridad Nacional Alejandro Mayorkas afirmó que los ataques con ransomware han dejado solo este año más de $350,000 millones de dólares en pérdidas en el país.