Agentes migratorios detienen a 278 migrantes en Texas

En diferentes operativos a lo largo del estado, los oficiales de CBP encontraron a distintos grupos de migrantes originarios de El Salvador, Honduras, México y Guatemala

En menos de 24 horas agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, (CBP) encontraron a 278 migrantes albergados en diferentes casas de seguridad del Sector del Valle del Río Grande (RGV) en Texas, informó la agencia.

Los hallazgos, que se dieron este lunes, comenzaron en Brownsville cuando agentes de la estación de CBP de este sector junto a policías del Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS) recibieron información sobre una residencia que presuntamente se utilizaba para albergar a indocumentados.

En la vivienda se encontraron 27 migrantes indocumentados, explicó CBP en un comunicado, en el que se resalta que los hombres, las mujeres y los niños estaban “confinados en una pequeña habitación y mantenidos en malas condiciones de vida”.

Más tarde ese mismo día, los agentes de CBP en coordinación con la Oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI) y el Departamento del Alguacil del Condado de Hidalgo descubrieron a 21 indocumentados alojados dentro de una residencia en Weslaco, Texas.

En el segundo grupo había migrantes de El Salvador, Honduras, México y Guatemala.

Más tarde, los agentes retornaron al mismo sitio y encontraron a 163 migrantes que habían cruzado la frontera de manera irregular.

En ese grupo, 115 migrantes viajaban en grupos familiares, 35 eran menores no acompañados y 13 eran adultos que iban solos. En este caso le grupo incluía ciudadanos de Honduras, El Salvador, Guatemala, México, Nicaragua, Venezuela y Ecuador.

“Todos los migrantes se encuentran en buen estado de salud y fueron transportados a una instalación de la patrulla fronteriza”, indicó el comunicado.

En la tarde del lunes los agentes de CBP junto con la Oficina del Alguacil del Condado de Hidalgo acudieron a una presunta casa de contrabando de personas en Edinburg, Texas, donde fueron descubiertos 45 migrantes, incluidos tres niños no acompañados.

Otros 69 indocumentados fueron encontrados en una residencia de Garceno, Texas.

En un esfuerzo por combatir estas casas de seguridad, la CBP en el RGV está enviando a los propietarios afectados un aviso de que su propiedad se está utilizando para actividades delictivas que podrían conducir a procedimientos de decomiso bajo la ley federal si no se toman medidas.

Además la CBP está explorando “todas” las opciones para frenar el uso de escondites, subrayó la agencia en el comunicado.

“Aún con la propagación del virus de la covid-19, los contrabandistas de humanos continúan estos intentos sin consideración por las vidas que ponen en peligro o la salud de los ciudadanos de nuestro país”, añadió.

La cifra de migrantes indocumentados que cruzan ilegalmente la frontera y son capturados por las autoridades estadounidenses ha estado aumentando mes a mes desde mayo de 2020, y subió abruptamente de 78,343 en enero a 101,120 en febrero.

El número de detenciones creció un 3 % en abril con respecto a marzo y se situó en 176,622 personas, según CBP.