Los 3 cambios en USCIS que facilitan el trámite de “green card” y otras visas

La oficina migratoria da a conocer procesos acelerados, amplía a dos años la vigencia del permiso de trabajo y facilita el envío de pruebas adicionales para cualquier visa, incluida la "green card"

Los 3 cambios en USCIS que facilitan el trámite de “green card” y otras visas
Recuerde revisar las actualizaciones de USCIS en su página web.
Foto: USCIS - Editorial / Cortesía

El gobierno del presidente Joe Biden está dando una nueva dirección a los procesos para la inmigración legal a los Estados Unidos.

Durante la administración del presidente Donald Trump se hicieron cambios que complicaron los procesos, incluida la emisión de “green card”, como negar las peticiones sin dar oportunidad a presentar más pruebas o tardar en la Autorización de Empleo.

Este miércoles, la oficina de Servicios de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) dio a conocer cambios sobre los criterios y circunstancias para el procesamiento acelerado de solicitudes; una nueva guía de solicitud de evidencia (RFE) y aviso de intención de denegar (NOID) una petición, así como aumentar a dos años el periodo de validez para los documentos de autorización de empleo (EAD).

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, informó sobre los ajustes, que son parte de la orden ejecutiva del presidente Biden firmada el 2 de febrero, la cual busca restaurar la confianza en el proceso migratorio legal.

“Estamos tomando medidas para eliminar las políticas que no promueven el acceso al sistema de inmigración legal y continuaremos haciendo mejoras que ayuden a las personas a navegar por el camino hacia la ciudadanía y que modernicen nuestro sistema de inmigración”, dijo Mayorkas.

La directora interina de USCIS, Tracy Renaud, confirmó que estas políticas son consistentes con las prioridades de la administración del presidente Biden y la vicepresidenta Kamala Harris.

(Se busca) eliminar las barreras innecesarias al sistema legal de inmigración de nuestra nación y reducir la carga contra los no-ciudadanos que pueden ser elegibles para los beneficios de inmigración”, dijo. “USCIS se compromete a promover políticas y procedimientos que aseguren que operamos de una manera justa, eficiente y humana que refleje la herencia de Estados Unidos como una tierra de oportunidades para quienes la buscan”.

Un proceso acelerado

La agencia implementa un proceso de aprobación acelerada de beneficios, los cuales son en paralelo con el “servicio premuim” o exprés, por el cual se paga una cuota.

“Los solicitantes de beneficios y los oficiales de USCIS reciben más orientación sobre cuándo se puede justificar el procesamiento expedito”, indica la orden.

Con la medida, por ejemplo, las organizaciones sin fines de lucro cuya solicitud sea en apoyo de los intereses culturales y sociales de los EE.UU. pueden solicitar el procesamiento acelerado.

“El procesamiento acelerado es un servicio para situaciones especiales que USCIS considera para los solicitantes… que necesitan urgentemente que se adjudique su solicitud”, se apunta.

La agencia acotó que las solicitudes aceleradas para inmigrantes que tengan una orden final de expulsión o en procedimientos de deportación se coordinarán entre USCIS y la oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

Solicitud de más pruebas

La Administración Trump implementó una política que negaba los beneficios migratorios sin pedir más pruebas, lo que puso en proceso de deportación a más personas.

Sin embargo, activistas y abogados también reportaron que los oficiales habían emitido más RFE y NOID, que alargó los procesos sin oportunidad de rectificar errores.

Ahora USCIS retoma los principios de un memorando de junio de 2013 que instruía a los oficiales de la agencia a emitir un RFE o NOID, para que los inmigrantes pudieran enviar evidencia adicional para ayudar en sus casos y corregir errores.

“Como parte de la política actualizada de RFE y NOID, USCIS está anulando un memorando de julio de 2018 que permitía a los oficiales de la agencia denegar ciertas solicitudes de beneficios de inmigración en lugar de emitir primero un RFE o NOID”, se indicó. “Un oficial de USCIS emitirá una RFE o NOID cuando el oficial determine qué información o explicación adicional (solicitada) puede establecer potencialmente la elegibilidad para un beneficio de inmigración”.

Autorización de empleo

USCIS amplía a dos años la vigencia de la Autorización de Empleo, medida que aplicará tanto a nuevas solicitudes como a renovaciones.

Una de las principales quejas de los migrantes con alguna visa vigente o procesos abiertos es que su renovación de este permiso tardaba demasiado, lo que ponía en riesgo sus trabajos.

“Se espera que el aumento del período de validez de los EAD para ciertos solicitantes de ajuste reduzca la cantidad de peticiones de autorización de empleo que recibe USCIS y permita que la agencia transfiera recursos limitados a otras áreas prioritarias”, indicó la agencia.