Botulismo: alimentos que pueden hacerte enfermar y cómo evitarlo

Las personas que ingieren alimentos contaminados con toxinas botulínicas pueden enfermarse gravemente, el botulismo puede causar la muerte si no se recibe el tratamiento médico adecuado rápidamente

Botulismo: alimentos que pueden hacerte enfermar y cómo evitarlo
Los alimentos enlatados, en conserva o fermentados en forma inadecuada pueden permitir el desarrollo de toxinas botulínicas.
Foto: G Johansen / Pixabay

La Organización Mundial de la Salud señala que el botulismo transmitido por alimentos es una enfermedad grave y potencialmente mortal. Es una enfermedad causada por ingerir toxinas botulínicas que se han formado en alimentos contaminados.

Las toxinas botulínicas son neurotóxicas, afectan al sistema nervioso. El botulismo se caracteriza por causar una parálisis muscular que puede causar insuficiencia respiratoria.

Las bacterias Clostridium botulinum pueden producir las toxinas botulínicas en los alimentos, las heridas y los intestinos de los bebés. Por ello en los humanos hay botulismo transmitido por alimentos, botulismo infantil, botulismo por heridas así botulismo por inhalación u otros tipos de intoxicación. No se produce la transmisión del botulismo de persona a persona.

Botulismo transmitido por alimentos

Los síntomas de botulismo transmitido por alimentos pueden incluir: dificultad para tragar, debilidad muscular, visión doble, párpados caídos, visión borrosa, habla arrastrada, respiración dificultosa, dificultad para mover los ojos, vómitos, náusea, dolor de estómago y diarrea.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) señalan que las personas ingieren alimentos contaminados con toxinas botulínicas pueden enfermarse gravemente o incluso morir si no reciben el tratamiento médico adecuado rápidamente.

En qué alimentos se producen las toxinas botulínicas

La OMS señala que los alimentos listos para el consumo en envases con bajo contenido de oxígeno están relacionados con mayor frecuencia en casos de botulismo transmitido por alimentos.

Los CDC señalan que los alimentos enlatados, en conserva o fermentados en forma inadecuada pueden proporcionar las condiciones para que las esporas de bacterias C. botulinum crezcan y produzcan la toxina botulínica.

La toxina botulínica se ha encontrado en una variedad de alimentos, incluidas las verduras en conserva bajas en ácido, como las judías verdes, las espinacas, los champiñones y la remolacha; pescado, incluido el atún en conserva, pescado fermentado, salado y ahumado; y productos cárnicos, como jamón y embutidos. Los CDC también mencionan a las papas al horno envueltas en aluminio.

Las condiciones favorables para producir la toxina botulínica son: baja acidez, bajo nivel de azúcar, bajo nivel de sal, cierto rango de temperatura y cantidad de agua.

Cómo prevenir el botulismo transmitido por alimentos

Papa al horno
Refrigera las papas con el papel de aluminio flojo. Foto: RitaE/Pixabay.

Las toxinas botulínicas se destruyen al hervir, pero las esporas que las producen son resistentes al calor. La contaminación puede ocurrir cuando los alimentos se elaboran, almacenan o se utilizan de manera incorrecta.

Recomendaciones generales

Refrigera los alimentos enlatados o en escabeche después de abrirlos.

Antes de comerlos, hierve los tomates enlatados en casa o cualquier alimento enlatado en casa que sea bajo en ácido. Deben hervir durante 10 minutos en altitudes por debajo de los 1,000 pies, agrega un minuto por cada 1,000 pies adicionales.

Hierve los alimentos fermentados antes de comerlos.

Desecha los alimentos enlatados hinchados, con gases o en mal estado.

Refrigera los aceites caseros infundidos con ajo o hierbas. Desecha los aceites no utilizados después de 4 días.

Mantén calientes las papas horneadas en papel de aluminio a temperaturas superiores a 140 ° F hasta que se sirvan o refrigerarlas con el papel de aluminio aflojado.

Si dudas o no sabes si los alimentos se procesaron correctamente, no los comas y deséchalos. Comer un poco de alimentos con toxinas botulínicas puede ser mortal.

Sospecha contaminación si del recipiente sale líquido o espuma al abrirlo. También si la comida está descolorida, enmohecida o huele mal.

Desecha la comida posiblemente contaminada. Colócala en una bolsa, una vez sellada envuelve en otra bolsa y también séllala. Usa guantes y evita salpicaduras en la piel. Tira en un bote de basura fuera de casa no al alcance de personas y mascotas. No deseches los alimentos sospechosos en un fregadero, triturador de basura o inodoro.

Si conservas, enlatas o fermentas tus propios alimentos:

Sigue las instrucciones de envasado casero seguro del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA).

Usa una envasadora a presión para alimentos con bajo contenido de ácido. Los CDC recomiendan no usar un electrodoméstico eléctrico de cocción múltiple, incluso si tiene un botón de “enlatado” o “enlatado al vapor”.

Al fermentar alimentos como el pescado, usa métodos que permitan que circule el aire. No uses recipientes de plástico o vidrio. Fermenta los alimentos a temperatura fría, por debajo de 37 ° F.  Usa sal para secar el pescado, reduce la posibilidad de crezca la toxina del botulismo.

Te puede interesar: