México podría convertirse en un proveedor de litio para baterías de autos eléctricos

Las reservas de litio en México podrían significar una oportunidad de oro para que el país se posicione dentro de la industria automotriz como un importante eslabón en la cadena de suministro

México podría convertirse en un proveedor de litio para baterías de autos eléctricos
Si incursiona como proveedor de litio, México puede verse beneficiado por el auge de vehículos eléctricos que invade a Estados Unidos luego del lanzamiento de la F-150 Lightning.
Foto: Ford / Cortesía

México estudia de la idea de convertirse en uno de los más importantes proveedores de litio, uno de los metales usados en la construcción de baterías para vehículos eléctricos. Para lograrlo, el país apostaría a sus reservas minerales, las cuales pueden cubrir la demanda que estaría liderada principalmente por Estados Unidos, país cuya profunda transformación energética se está gestando a pasos acelerados. Esta decisión encuentra sus orígenes a finales del año pasado, cuando el gobierno mexicano dio los primeros detalles sobre este tipo de negocio, y ha tomado un nuevo vuelco con su decisión de presentar un proyecto de ley que apoye esta iniciativa.

De aprobarse, este proyecto de ley estaría apuntando hacia el futuro de la industria automotriz, un futuro completamente eléctrico en el que la demanda del preciado material se disparará hasta alcanzar cifras extraordinarias. Por lo tanto, este primer paso representa una estrategia visionaria que ahora tomará mucha más fuerza gracias al tratado comercial que ha establecido México con Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

Foto del equipo de Ford encargado de la investigación y prueba de baterías para vehículos eléctricos
El litio ya está siendo demandado por los fabricantes como material para construir baterías para vehículos eléctricos./ Foto: cortesía Ford.

El T-MEC exige que al menos un 75% de los componentes de los autos producidos en México, Estados Unidos y Canadá sean extraídos en la misma región compuesta por estos tres países, una regla que convierte a México en el potencial proveedor de litio gracias a sus reservas. Además, esta vasta región se traducirá más tarde en una gigantesca cadena de suministro y México podrá tener una gran participación, colocándose a la par de Australia, Asia y Sudamérica, tres regiones de donde proviene la mayor cantidad de este material.

El mercado del litio no es algo nuevo para México, de hecho ya el país ha otorgado varias concesiones a empresas extranjeras que poseen proyectos mineros en torno a este metal en el área de Sonora, pero su extracción no ha representado ingresos significativos a pesar de todo el esfuerzo que implica. Pero ese escenario está cambiando a diario, gracias a los avances que se están gestando en la región en materia de electrificación, como la fabricación de la F-150 Lightning de Ford, la versión completamente eléctrica de la camioneta más vendida de Ford en Estados Unidos, un vehículo que ha abierto una puerta enorme para todo lo que está por venir.

También te puede interesar: Apple estaría negociando baterías para su auto eléctrico, afirman rumores