Consejos para combatir la ola de calor que afecta a California y a otros estados de la costa oeste

La exposición a las altas temperaturas puede tener graves consecuencias negativas en la salud de las personas como los golpes de calor. NWS recomienda hidratarse y permanecer en espacios interiores

Consejos para combatir la ola de calor que afecta a California y a otros estados de la costa oeste
El calor ha puesto en peligro también el suministro eléctrico en California.
Foto: FREDERIC J. BROWN / AFP / Getty Images

La ola de calor que está azotando esta semana California y otros lugares de la costa oeste ha llevado a las autoridades a reiterar las advertencias de exponerse a las altas temperaturas y los consejos para prevenir un golpe de calor.

A continuación, enumeramos algunas de las más relevantes, que publica el Servicio Nacional de Meteorología (NWS, por sus siglas en inglés):

No exponerse al calor, especialmente en las horas centrales del día.

Beber mucho líquido. Evitar bebidas alcohólicas, azucaradas o con cafeína.

– Permanecer en lugares con aire acondicionado y lejos del sol.

Preguntar cómo están familiares y amigos.

No dejar a niños ni mascotas desatendidos en vehículos bajo ninguna circunstancia.

– Tomar más precauciones para trabajos o actividades al aire libre.

– Cambiar citas de actividades extenuantes para temprano en la mañana o para la noche siempre que sea posible.

– Conocer las señales y síntomas del agotamiento y de los golpes de calor.

– Llevar ropa ligera y apropiada siempre que sea posible.

– Programar con frecuencia descanso en ambientes con sombra y aire acondicionado para reducir el riesgo en caso de actividades al aire libre.

– Moverse a un lugar fresco en caso de verse superado por el calor.

Llamar al 911 en caso de un golpe de calor.

El calor también ha puesto en peligro el suministro energético, lo que llevó a la operadora de la red eléctrica del estado de California a declarar la “Alerta Flex” para evitar colapsos y lanzar otras recomendaciones como ajustar los termostatos en 78 grados Fahrenheit o a una temperatura más alta, utilizar ventiladores en vez de aire acondicionado (si es posible), reducir el uso de electrodomésticos y evitar el exceso de luz natural en los espacios interiores.