Una mujer es la primera persona sentenciada por el asalto al Capitolio

Anna Morgan-Lloyd fue sentenciada por entrar sin autorización en un edificio público, un delito menor, y quedó en libertad condicional sin pena de cárcel

Una mujer es la primera persona sentenciada por el asalto al Capitolio
Más de 400 personas están acusadas por el asalto al Capitolio el 6 de enero.
Foto: SAUL LOEB / AFP / Getty Images

WASHINGTON – Una mujer del estado de Indiana se convirtió este miércoles en la primera acusada en recibir una sentencia por el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero.

Anna Morgan-Lloyd, que describió con anterioridad esa fecha como “el día más emocionante” de su vida, se mostró arrepentida este miércoles durante la audiencia ante el juez de la Corte de Distrito de Estados Unidos, Royce Lamberth, según varios medios de comunicación locales.

La simpatizante del expresidente estadounidense Donald Trump, (2017-2021) que pasó diez minutos dentro del Capitolio durante la insurrección, fue condenada por un delito menor -entrar sin autorización en un edificio público- y quedó en libertad condicional sin pena de cárcel.

Es la primera acusada del asalto al Capitolio en conocer su castigo en el marco de la investigación de los disturbios.

Morgan-Lloyd, de 49 años, también tendrá que abonar $500 dólares de multa tras declararse culpable de este delito, por entrar al Capitolio junto con la muchedumbre que protagonizó el asalto el pasado 6 de enero.

Durante la lectura de la sentencia, el juez Lamberth criticó a los legisladores republicanos por restar importancia a la violencia de los hechos del pasado 6 de enero.

Lamberth dijo estar “especialmente preocupado” por los relatos de algunos miembros del Congreso de que el 6 de enero fue “solo un día de turistas caminando por el Capitolio”.

El magistrado se refería a las declaraciones de mayo de un miembro republicano de la Cámara Baja, Andrew Clyde, que comparó el asalto al Capitolio con “una visita turística normal”.

“No sé en qué planeta estaban… Esta no fue una manifestación pacífica. No fue un accidente que se volviera violento; tenía la intención de detener el funcionamiento mismo de nuestro gobierno”, insistió el magistrado Lamberth.

Sin embargo, el juez dijo que Morgan-Lloyd, la primera sentenciada, evitará ir a la cárcel porque no participó en la violencia y condenó a quienes lo hicieron.

El pasado 6 de enero cientos de seguidores del expresidente Donald Trump (2017-2021) irrumpieron en la sede del Congreso de EE.UU., cuando se celebraba una sesión conjunta de las dos cámaras para ratificar la victoria del demócrata Joe Biden en los comicios de noviembre pasado.

Además de los cinco fallecidos durante el asalto, cerca de 140 agentes fueron agredidos por manifestantes partidarios de Trump, que iban armados con hachas, bates, palos de hockey y otras armas, según datos de las autoridades.

El Departamento de Justicia reveló a principios de junio que cerca de 440 personas han sido imputadas por cargos relacionados con el asalto de enero, incluidas unas 125 por agresión a la autoridad.