Cómo solicitar la licencia de conducir AB 60 para inmigrantes indocumentados en California

Aunque tiene ciertas restricciones especiales, la AB 60 es un tipo de licencia que le concede a los inmigrantes indocumentados el privilegio de conducir en el estado de California

En California existe la AB 60, una licencia de conducir que se concede a los inmigrantes indocumentados.
En California existe la AB 60, una licencia de conducir que se concede a los inmigrantes indocumentados.
Foto: Mentatdgt / Pexels

En California, todo inmigrante que pueda probar su identidad y su dirección puede solicitar una licencia de conducir AB 60, un documento que existe desde que fue aprobado el Proyecto de Ley 60, el cual entró en vigencia a principios de 2015. Esta medida incluye también a todos aquellos residentes indocumentados que provengan de otros lugares del mundo, sea cual sea su estatus migratorio, y su principal intención es mejorar la estadía de estas personas a pesar de su condición, la cual puede ser muy delicada en algunos casos. La AB 60 es una forma equivalente a otras que existen en aquellos estados del país que, como California, han otorgado algunos privilegios a las personas que no pueden dar pruebas de presencia legal en Estados Unidos.

Para poder obtener este tipo de licencia, el solicitante —además de probar su identidad y residencia— debe tener al menos 16 años, esos son los requisitos fundamentales. Si cumple con estas condiciones, entonces deberá:

1. Programar una cita para ser atendido en alguna oficina del Departamento de Vehículos Motorizados (DMV) de California.

2. Firmar una declaración jurada de que no posee un Número de Seguro Social y que tampoco es elegible para él.

3. Suministrar los documentos que comprueben su identidad y su residencia. El DMV proporciona una lista completa de las opciones aceptables.

4. Completar un formulario de solicitud de licencia de conducir.

5. Proporcionar una prueba de haber culminado un programa de educación al conductor (esto aplica para aquellos solicitantes menores de 18 años).

6. Aprobar un examen de visión y un examen escrito (prueba de conocimientos). En el caso del examen escrito, el DMV ofrece muchos modelos de prueba, en diferentes idiomas, para que los solicitantes puedan practicar antes.

7. Permitir que le tomen una foto y una muestra de sus huellas.

8. Pagar una tarifa de $38.

9. Si el solicitante aprueba el examen escrito, entonces deberá programar con el DMV un examen práctico (prueba de manejo). Este será el último requisito para obtener la licencia AB 60.

Aunque no llega a ser lo mismo que una licencia estándar, la AB 60 difiere muy poco de ella, ya que solo tiene una restricción particular: no puede ser usada como una forma de identificación, como sucede con las licencias habituales que expide el Departamento de Vehículos Motorizados (DMV). De hecho, en ella reposan las iniciales DP (permiso de manejo) en lugar de DL (licencia de manejo) y no posee un equivalente comercial, en caso de que los solicitantes ejerzan la conducción como trabajo. Esto se debe a que las licencias comerciales están regidas por el gobierno federal.

Al igual que los conductores con licencia de conducir estándar o licencia comercial, los conductores portadores de una licencia AB 60 no pueden operar vehículos que no tengan registro y seguro del estado de California. Esta práctica es ilegal y es penada, ya que las leyes exigen que los tres documentos (licencia, registro y seguro) son fundamentales para ejercer el privilegio de conducir en Estados Unidos.

También te puede interesar: Aston Martin celebra 100 años de su auto más antiguo con el nuevo Vantage Roadster