Los Angeles Dodgers, equipo campeón y favorito al título del béisbol, es dejado sin hit ni carrera en su propio estadio

Cuatro lanzadores de los Chicago Cubs hacen historia en Dodger Stadium al completar el primer juego sin hit ni carrera combinado para la legendaria franquicia de las Ligas Mayores

Los Angeles Dodgers, equipo campeón y favorito al título del béisbol, es dejado sin hit ni carrera en su propio estadio
Craig Kimbrel (46) es felicitado luego de completar el juego sin hit de los Cubs contra los Dodgers.
Foto: Michael Owens / Getty Images

Los Dodgers de Los Ángeles son los actuales reyes del béisbol de Grandes Ligas, pero el jueves en su propio estadio no pudieron batear un solo hit en contra de los Chicago Cubs, en lo que terminó siendo una noche histórica.

Cuatro pitchers de los Cubs se combinaron para dejar a los poderosos Dodgers sin hit ni carrera en un triunfo de 4-0 que dejó en silencio a más de 52,000 espectadores en el estadio.

Cuando Will Smith se ponchó para el out 27, los jugadores de Chicago celebraron en el diamante ante la mirada atónita de los Dodgers y sus fans.

Se trata del séptimo juego sin hit ni carrera de la temporada, empatando el récord de la era moderna del béisbol logrado en 1990, 1991, 2012 y 2015. La campaña apenas está acercándose a su parte central, por lo que es de esperar a que la marca sea rota con facilidad.

Zach Davies inició por Chicago y lanzó 6 innings, pero fue cambiado al acercarse a los 100 lanzamientos. Los relevistas Ryan Tepera, Andrew Chafin y Craig Kimbrel lanzaron un inning cada uno para completar el 17o. juego sin hit ni carrera en la historia de los Cubs pero el primero combinado.

Los Dodgers, que llegaban a casa luego de ser barridos en una serie de tres partidos en San Diego, ahora han sido dejados sin hit 20 veces, la mayor cifra de MLB. Cabe recordar que Chicago también dejó sin hit ni carrera a los Dodgers en 2015, cuando Jake Arrieta se encargó de la joya de pitcheo en Dodger Stadium.

El boricua Javier Báez y el venezolano Willson Contreras batearon jonrones por Chicago, que le propinó al abridor Walker Buehler su primera derrota desde septiembre de 2019.