Vladimir Putin puede obligar a Facebook, Twitter y Google a abrir oficinas en Rusia

De acuerdo con las leyes rusas vigentes las empresas tecnológicas deben tener una oficina de representación para tener un vínculo directo con el departamento regulador de telecomunicaciones en el país. De no cumplir se aplicarán diversas sanciones, la más severa es bloquear las operaciones de la firma que no cumpla

La administración rusa que encabeza Vladimir Putin ha sido crítica con las empresas tecnológicas y el impacto que ha causado en la población de aquél país.
La administración rusa que encabeza Vladimir Putin ha sido crítica con las empresas tecnológicas y el impacto que ha causado en la población de aquél país.
Foto: ALEXEY NIKOLSKY/Sputnik/ / AFP / Getty Images

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, promulgó hoy una ley que obligará a las compañías tecnológicas extranjeras como Facebook, Twitter o Google a abrir oficinas de representación en el país si no quieren sufrir sanciones o bloqueos. Las tecnológicas ahora tendrán que lidiar con esta situación luego de que en Estados Unidos desde el Congreso intentan regularlas.

De acuerdo con EFE, Rusia pretende imponer sanciones con multas y otras restricciones a las firmas digitales estadounidenses por no borrar contenido prohibido por la ley rusa o por bloquear contenidos de medios de comunicación locales.

La ley está dirigida contra las empresas con una audiencia diaria o con número de usuarios por encima de los 500,000 en Rusia y les obliga a crear filiales, oficinas de representación plenas o entidades jurídicas rusas en el país.

Los responsables de estas oficinas deben poder representar completamente los intereses de sus matrices, de manera que tendrán que asumir la responsabilidad si violan las leyes rusas y ser la principal vía de interacción con los reguladores rusos.

Aunado a esto, el gobierno ruso expuso que las firmas tienen que abrir una cuenta personal en la página web de Roskomnadzor, ente regulador del país de las comunicaciones, entre otros requisitos.

Si las grandes empresas tecnológicas decidiesen ignorar las estipulaciones, entonces se enfrentarían a una serie de sanciones. De llegar a las más graves, serían merecedores de un bloqueo parcial o total de sus actividades.

De acuerdo con el reporte de EFE, la ley prevé además la posibilidad de que las autoridades rusas bloqueen resultados de búsqueda en internet o limiten el número  de usuarios de Rusia de todas las plataformas.

El escenario no es nada sencillo para las firmas involucradas, ya que el Estado ruso también plantea una prohibición a la distribución de anuncios rusos sobre la empresa sancionada y de la propia compañía en Rusia.

La lista preliminar de empresas que tendrán que abrir filiales u oficinas de representación en Rusia incluye a 20 plataformas, además de las ya mencionadas. Por lo que a servicios como YouTube (forma parte de Google) y Twitch.tv, aplicaciones de mensajería como WhatsApp, Telegram, Viber, están en la mira.

Además, los servicios de correo electrónicos como Gmail, buscadores como Bing, así como proveedores como Amazon, Digital Ocean, Cloudflare, GoDaddy y tiendas en línea como Aliexpress, Ikea e Iherb, además de Wikipedia. Todas estas firmas deben someterse a las leyes rusas si desean continuar operando en ese país.

En marzo, el regulador ruso decidió ralentizar la publicación de fotos y vídeos de la red social Twitter por el “incumplimiento sistemático” de la legislación rusa, medida que solo ha levantado parcialmente después de que la empresa comenzara a retirar contenidos prohibidos.

También te puede interesar: Empleados de Amazon denuncian que son despedidos por culpa de un algoritmo