2021 es el año de las estafas con criptomonedas, qué hacer para protegerse

Con el boom de las criptomonedas también aumentó la presencia de los hackers, quienes se sirven de cualquier dispositivo móvil, textos, redes sociales, mensajerías y correos electrónicos para buscar acceso a tu cartera de divisas virtuales

Con el boom de las criptomonedas, también crece el boom de los hackers.
Con el boom de las criptomonedas, también crece el boom de los hackers.
Foto: Foto de Soumil Kumar en Pexels / Pexels

El 2021 al parecer ha sido el año en el que más hemos hablado de criptomonedas y esto se debe al auge que ha tenido el dinero virtual en el mercado financiero en los últimos meses. Pero con este boom de las criptomonedas también se han desencadenado las estafas en nombre de las plataformas (ficticias) de criptodivisas.

Las estafas de pishing, o suplantación de identidad, son las más comunes en estos casos. Un estudio ha determinado que en el primer semestre de este 2021, Estados Unidos destaca entre los países dónde más fraude de este tipo se hace, sobre todo por la popularidad que las criptomonedas han ganado en este país. Le sigue Brasil y luego Nigeria.

El modus operandi principal es hacerse pasar por billeteras de criptomonedas de custodia legítimas. Según los investigadores, las divisas virtuales se han vuelto el objetivo lucrativo preferido de los hackers que crean monederos ficticios.

Este objetivo “fácil”, se ha dado por la creación de falsas plataformas, de falsas billeteras o el cobro de recompensas. Como sucedió con los ataques a la procesadora de carne JBS que debió pagar un rescate millonario en criptomonedas; o con el oleoducto Colonial que vivió un caso similar.

Asimismo, hace poco menos de un mes, una empresa de seguridad tecnológica descubrió la existencia de cientos de aplicaciones de intercambio de criptomonedas falsas que aparentaban ser portales legítimos de bancos o servicios de intercambio conocidos para las criptodivisas.

Según la empresas británica Sophos, este tipo de compañías, establecidas para el fraude, se hacen pasar por empresas conocidas y confiables tales como: Binance, Gemini, Kraken. También tienen fachadas de bancos, se han visto casos con el TD Bank.

Pro y contra de los métodos y carteras que usamos para proteger nuestras criptomonedas

  • Carteras de Custodia: Es otra entidad la que está custodiando tus criptos y se usa para hacer intercambios también. Te permite gestionar tus fondos de la misma manera que haces “home banking”.

Son beneficiosas porque cada cartera tiene la responsabilidad de asegurar tus fondos, el problema es que si se trata de un servidor fraudulento nadie va a garantizarte esos fondos. Otra desventaja es si la plataforma declara la quiebra, también perderás tus criptodivisas. Este tipo de monederos es de los más utilizados por hackers para hacer fraude.

  • Carteras de Software: Son las aplicaciones que gestionan tus claves privadas y te permiten acceder a tus criptos de manera directa. La desventaja de esto es que si le pasa algo al dispositivo en el que almacenas este monedero, es decir, si te roban el celular o te hackean, puedes perder todo acceso a tus criptomonedas.
  • Carteras de papel y memoria: es cuando guardas tus claves escritas en un papel o de memoria, pero si alguna de estas dos cosas falla entonces pierdes acceso a tus fondos.
  • Carteras de Hardware: Este es como una especie de llave USB. Y este será tu monedero, tiene lo que llaman una “hoja de recuperación” que trae tu clave privada escrita en un papel o hasta grabado en un pedazo de metal resistente al fuego. Con esto es casi imposible que te hackeen, porque solamente lo tienes tu, pero el problema es si lo pierdes, pierdes todo.

Hay que tener presente que las estafas y los hackers generalmente nos encuentran “en línea”, con correos fraudulentos, o mensajes fraudulentos con promesas falsas, por Télegram o por WhatsApp. Los expertos aconsejan que cuando recibes un mensaje no solicitado, ni pierdas el tiempo en hacer click para saber de qué se trata, simplemente bloquea al usuario y evita problemas. 

También hay que tener en cuenta que, las aplicaciones de mensajería de teléfonos móviles también son hackeadas y es posible que recibas mensajes de un número conocido pero haciéndote solicitudes extrañas sobre transferencias de dinero o de claves. Esto es el pishing.

**

También te pued einteresar:

La ciberdelincuencia llegó a las criptomonedas: Más de un millón de dólares podrían ser robados