Cómo lavar el tanque de gasolina de mi auto

Aprender a lavar el tanque de gasolina de nuestro auto, tomando en cuenta varias medidas de seguridad, podría influir positivamente en el mantenimiento del motor

Aunque parezca difícil, limpiar el tanque de gasolina es una tarea que puede llevarse a cabo en casa.
Aunque parezca difícil, limpiar el tanque de gasolina es una tarea que puede llevarse a cabo en casa.
Foto: Erik Mclean / Pexels

Lavar el tanque de gasolina del auto por nuestra cuenta no es una tarea que debamos hacer todos los días, pero muchas veces es necesaria, sobre todo si comenzamos a experimentar que el auto está consumiendo demasiado combustible. Con el tiempo, el interior de esta parte importante de nuestro auto acumula suciedad y también restos que pueden terminar afectando su funcionamiento y, por tanto, el rendimiento y la vida útil del motor. Aunque sea una actividad que merezca todo el cuidado y la precaución posible, podemos llevarla a cabo en casa de manera exitosa, siguiendo algunos cuantos pasos recomendados por WikiHow:

1. Lo primero que debemos hacer es desmontar el tanque de gasolina del auto. Para ello, necesitaremos la ayuda de un gato mecánico que nos permita elevar el auto a una altura cómoda. Luego de elevar el vehículo, como si nos dispusiéramos a cambiar un neumático en mal estado, procederemos a desmontar el tanque. Es recomendable usar dos gatos mecánicos, uno de cada lado del vehículo, para mayor seguridad, considerando las recomendaciones que el fabricante hace sobre la ubicación correcta de estos dispositivos para mantenernos a salvo.

2. Para desmontar el tanque de gasolina, solo debemos extraer los tornillos y aflojar las correas que lo sostienen. Para mayor seguridad, será necesario no encontrarse exactamente debajo. También se recomienda bajarlo con un gato mecánico, una vez desmontado, para evitar daños en el tanque o lesiones.

Foto de un auto poniendo gasolina en una estación de servicio
Aprender a limpiar el tanque de gasolina puede contribuir al mantenimiento del motor del auto./ Foto: Paul Brennan/Pixabay.

3. Luego de haberlo desmontado, será necesario drenar todo su contenido. Lo más recomendable es usar alguna herramienta que succione la gasolina hasta el depósito temporal. Como es importante que todo el combustible salga del tanque, será de gran ayuda que lo que quede en el fondo —la parte más sucia— se drene aparte poniendo el tanque de gasolina boca abajo para que la gravedad haga su trabajo.

4. Después de esto, será momento de desengrasar el tanque, sobre todo si aún tiene restos de combustible. Para esta tarea se pueden usar desengrasantes especiales o una simple mezcla de detergente lavavajillas con agua caliente que deberá permanecer en el tanque al menos por un día completo. Si luego de esto siguen apareciendo restos de combustible, será necesario repetir esta operación y dejar el líquido limpiador por un mayor periodo de tiempo.

5. Luego, lo más recomendable será enjuagar el tanque con agua a presión. El poder del agua desprenderá restos indeseables que se hayan quedado pegados a las paredes. Si no se dispone de agua a presión, entonces bastará hacerlo con una manguera de jardín.

En ocasiones, será necesario limpiar el interior del tanque con un producto limpiador especial para asegurarnos de eliminar todo el óxido y la suciedad, sobre todo si deseamos cambiar a una gasolina de calidad óptima para mejorar el desempeño del auto. Luego de usar este tipo de productos, debemos enjuagar bien el tanque para asegurarnos de no dejar restos.

Es importante tener en cuenta todo el equipo de seguridad necesario para llevar a cabo esta labor sin ponernos en riesgo, desde gafas de seguridad hasta ropa protectora. También tener en cuenta la ventilación del lugar donde estamos trabajando. Luego que lavemos el tanque, lo más recomendable es dejarlo secar muy bien antes de montarlo nuevamente.

También te puede interesar: Hyundai y Kia enviarán anuncios de retiro por autos con fuga de combustible