Estados Unidos extiende cierre de la frontera ante aumento de casos de variante Delta

La Administración Biden está en alerta por aumento de casos de COVID-19 en estados del sur y centro de EE.UU.; la restricción permite la expulsión acelerada de inmigrantes y bloquea viajes no esenciales

Estados Unidos extiende cierre de la frontera ante aumento de casos de variante Delta
EE.UU. extiende un mes más el cierre de la frontera con México.
Foto: PATRICK T. FALLON / AFP / Getty Images

El gobierno del presidente Joe Biden amplió el cierre de las fronteras con México y Canadá, ante el temor de más casos de la variante Delta de COVID-19, informó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

Para reducir la propagación de COVID-19, incluida la variante Delta, Estados Unidos está extendiendo las restricciones de viajes no esenciales al país y los cruces terrestres y en ferry con Canadá y México al 21 de agosto“, indicó el DHS en Twitter y a través de un comunicado.

Agregó que la posible reapertura de las fronteras se coordinaría con los gobiernos mexicano y canadiense, a fin de identificar “las condiciones bajo las cuales las restricciones puedan reducirse con seguridad y sosteniblemente”. Esto también permite la expulsión expedita de inmigrantes.

El cierre de las fronteras comenzó en marzo del 2020, cuando el presidente Donald Trump emitió la primera orden ante el incremento de casos por la pandemia de coronavirus y cada mes las autoridades han renovado la petición.

Esto ha permitido al Gobierno estadounidense aplicar con mayor dureza las leyes migratorias, incluido el llamado Título 42, que ha permitido detener o deportar a más de un millón de inmigrantes en el actual año fiscal, que comenzó en octubre pasado.

La orden no aplica para vuelos, por lo que aquellas personas con visa de negocios o turismo pueden ingresar a EE.UU., pero deberán mostrar una prueba negativa a COVID-19.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, indicó que las decisiones sobre las fronteras y restricciones de viaje dependerán de las guías de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

“Brindan orientación sobre si es seguro viajar a ciertos países o partes del mundo. Y, por supuesto, los ciudadanos estadounidenses toman sus propias decisiones”, indicó. “En lo que se refiere a las restricciones de viaje… para venir a los Estados Unidos, cualquier decisión sobre la reapertura de viajes internacionales será guiada por nuestros propios expertos médicos y de salud pública”.

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, esperaba que la frontera con su país abriera pronto, pero sus esfuerzos resultaron infructuosos, en medio de un bajo nivel de vacunación en México, de alrededor del 30%, debido a la falta de dosis para toda la población.

“Hablamos de abrir por completo la frontera lo más pronto posible”, dijo a inicios de julio tras reunión con congresistas estadounidenses.

EEE.UU. enfrenta sus propios problemas de vacunación, ya que a pesar de tener suficientes hasta el momento el 67% de los adultos tiene al menos una dosis de la vacuna, pero solamente 58.9% está completamente vacunado. Las cifras cambian al integrar a toda la población, ya que solamente 55.6% tiene al menos una vacuna y el 48.1% está completamente inmunizado.

Aunado a ello, Texas y Arizona están en la lista de los estados con más casos de casos coronavirus con la variante Delta.