Gasolina: cuál es el nivel recomendado para llenar el tanque

Existe un gran desacuerdo con respecto a la cantidad ideal de combustible que se debe surtir en el tanque del vehículo y cómo esta afecta su desempeño

Gasolina: cuál es el nivel recomendado para llenar el tanque
El nivel óptimo de gasolina en el tanque ha sido un tema muy discutido entre los conductores.
Foto: Bernd Schray / Pixabay

Desde siempre, el nivel de gasolina en el tanque del vehículo ha sido un tema de debate entre los conductores: algunos son partidarios de llenarlo completamente, otros sostienen tener menos de la mitad es mejor y esto ha llevado a otro grupo a dudar sobre cuál es realmente el nivel recomendado. La respuesta es sencilla: siempre debemos llenar el tanque sin alcanzar su máxima capacidad, pero sí lo suficiente para estar cerca de ella. Esto se debe a ciertas ventajas que se desprenden de esta práctica:

1. Llenar el tanque cerca de su máxima capacidad puede considerarse una estrategia de ahorro porque nos permite aprovechar el precio de la gasolina en ese momento. A pesar de que el tanque casi lleno represente un mayor peso para el vehículo y, por lo tanto, menor rendimiento de la gasolina, el ahorro siempre es mucho mayor cuando recurrimos a esta estrategia.

2. El tanque casi lleno, además, garantiza el buen funcionamiento de la bomba de combustible y evita la evaporación de la gasolina, un proceso que puede ser provocado por la altas temperaturas a las que puede estar sometido el tanque. Estas dos ventajas, a la larga, también se traducen en ahorro.

3. El alto nivel de gasolina mantiene los desechos y restos que puede contener el líquido en el fondo del tanque. Algo que no sucedería con niveles bajos, ya que la bomba succionaría una mezcla mucho más sucia que podría afectar el buen desempeño del motor. Algunas personas optan por lavar el tanque de gasolina periódicamente para disminuir esa suciedad que se acumula con los años y otros deciden cambiarse a mezclas de gasolina de óptima calidad.

La única ventaja aparente de mantener el tanque en un nivel bajo parece ser la velocidad. Según algunas personas, el auto pesará un poco menos y, por tanto, se hará más veloz, disminuyendo el gasto de combustible. No obstante, esta práctica podría resultar en un grave inconveniente ya que la bomba de gasolina, acostumbrada a estar sumergida en el tanque, podría verse mucho más forzada, llegando incluso a agotar su nivel de reserva o a fallar repentinamente.

Por otra parte, mantener un tanque en los niveles más bajos, además, nos enfrenta al riesgo constante de quedarnos sin gasolina en cualquier lugar, algo que nos obligaría a remolcar el vehículo hasta la estación más cercana.

También te puede interesar: Escasez de chips: General Motors detiene su producción de camionetas