Los trabajadores de Frito-Lay se declaran en huelga y piden el fin de los “turnos suicidas”

Los trabajadores en huelga han llamado a un boicot para no consumir durante los siguientes días productos como Doritos, Cheetos, Fritos, Tostitos y Sun Chips presionando a la empresa para que termine con los turnos de horas extra

Los trabajadores de Frito-Lay se declaran en huelga y piden el fin de los “turnos suicidas”
Las negociaciones entre el sindicato y la compañía se reanudarán el día lunes.
Foto: Joe Raedle / Getty Images
Regreso a Clases

Cientos de trabajadores de Frito-Lay en Topeka, Kansas, se encuentran en su tercera semana de huelga, pidiendo fin a los llamados “turnos suicidas” y las malas condiciones de trabajo en la planta de fabricación y distribución en un momento en que el crecimiento de los ingresos netos de la empresa ha superado todos sus objetivos.

Los empleados afirman que las sofocantes temperaturas de más de 90 grados que tienen que soportar en la línea de producción son preferibles al calor de más de 100 grados que les espera dentro del almacén de fabricación en cualquier día de verano, por lo que reclaman el fin de las horas extras obligatorias y de las semanas de 84 horas que, según ellos, dejan poco espacio para contar con una calidad de vida significativa. También están reclamando incrementos que se ajusten al costo de la vida.

La empresa, propiedad de PepsiCo, ha rechazado las peticiones y las ha calificado de “exageradas” además afirma que una reciente oferta de contrato presentada a principios de este mes cumple con las condiciones propuestas por el sindicato de trabajadores.

Por su parte, los trabajadores exigen más prestaciones antes de volver a la fábrica y han llamado a un boicot nacional para no consumir de manera temporal los productos de Frito-Lay al igual que los producidos por PepsiCo.

Según los trabajadores sindicalizados, uno de los temas más polémicos en el proceso de negociación ha sido regular las horas extras forzadas en la planta en lugar de los llamados “turnos suicidas” en los que más de 800 trabajadores de la planta solo cuentan con un descanso de ocho horas entre los turnos. A menudo los trabajadores que tienen un horario de 7 de la mañana a 3 de la tarde pero de manera frecuente se ven obligados a trabajar cuatro horas extras por lo que solo tienen 8 horas libres para estar en casa, dormir y tomar una ducha antes de regresar a la planta.

Hasta el momento las dos partes volverán a la mesa de negociación el próximo lunes.

Relacionado: Huelga de conductores de Uber y Lyft: alternativas de transporte compartido que puedes usar en el aeropuerto de Los Ángeles

Y es que el horario que ha sido calificado como “insostenible” por el sindicato es una forma de aplazar la solución a una escasez de más de 100 empleados.

La planta de Kansas es una de las 30 que existen en Estados Unidos y emplea a unas 850 personas. Según los funcionarios, sólo una veintena, cerca del 2%, trabaja un promedio de más de 60 horas a la semana.

Te podrá interesar: