Ayuntamiento de Los Ángeles autoriza restringir campamentos de personas sin hogar en algunos espacios públicos

Con 13 votos a favor y 2 en contra, se dio luz verde al ordenamiento que impide a indigentes poder sentarse, acostarse o dormir cerca de escuelas, parques, guarderías y bibliotecas

La ciudad tiene capacidad para ofrecer refugio al 39% de las personas sin hogar.
La ciudad tiene capacidad para ofrecer refugio al 39% de las personas sin hogar.
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

Las personas sin hogar ya no podrán instalar campamentos en ciertos espacios públicos en la ciudad de Los Ángeles.

Con 13 concejales a favor y 2 en contra, en su segunda y última votación, el Concejo Municipal de la ciudad angelina aprobó este miércoles un mandato que restringirá a las personas que no tienen hogar a instalar campamentos en algunos lugares públicos.

Este ordenamiento limitará los campamentos, pero también no permitirá que los indigentes puedan sentarse, acostarse o dormir en sitios comunitarios.

Los concejales Mike Bonin y Nithya Raman votaron en contra.

Se espera que este ordenamiento sea firmado por el alcalde Eric Garcetti.

Algunas ciudades, como San Francisco, Santa Mónica y Long Beach, ya tienen mandatos similares al que fue aprobado en Los Ángeles.

El concejal Joe Buscaino, quien propuso el mandato hace 10 meses, afirmó que intentó enmendar el ordenamiento para evitar en la ciudad la instalación de los campamentos de personas sin hogar si ya tenían la posibilidad de acudir a algún refugio.

Antes de la votación, el concejal Bonin reiteró que la ciudad solo cuenta con la capacidad para ofrecer refugio al 39% de las personas que no tienen hogar en la ciudad angelina.

En la comunidad se tiene el sentir de que no quedará resuelto definitivamente el problema con solo prohibir la instalación de campamentos de personas que carecen de techo propio.

A guardar distancia con escuelas, parques y guarderías

El ordenamiento limita a las personas sin hogar a poder acampar y dormir en algunas zonas de la ciudad de Los Ángeles, como a una distancia menor a los 500 pies de escuelas, guarderías, parques y bibliotecas.

También se restringrá su instalación cerca de tomas de agua para bomberos, pasos peatonales, rampas de autopistas, túneles y vías de ferrocarril.

El mandato señala que aquellas personas que no cumplan con estas disposiciones podrán ser multadas o serán citadas para comparecer ante la autoridad.

Los reincidentes o personas que no permitan a un trabajador de la ciudad hacer cumplir este ordenamiento, podrán ser acreedoras a multas más altas y a que se les impongan cargos por delitos menores.