Soñar con un bebé recién nacido: qué significa para tu presente y futuro

El significado de este sueño depende si estaba vivo o muerto, dormido o lo sostenías en brazos y también si tienes hijos o no. En cualquiera de los casos representan cambios

Los bebés recién nacidos simbolizan cambios.
Los bebés recién nacidos simbolizan cambios.
Foto: Omar Lopez / Unsplash

Soñar con un bebé recién nacido tiene reacciones contrastantes. Si lo soñaste feliz, tranquilo, sonriente y seguro entre tus brazos, despiertas con una sensación de paz y alegría, pero si estaba llorando, inquieto, lucía abandonado o en el peor de los casos, muerto, sería el equivalente a una pesadilla. Cualquiera que sea el caso, los intérpretes de los sueños coinciden en una conclusión: simbolizan cambios.

Esta transformación puede ser interior o como respuesta a situaciones que pasan en nuestra realidad y que, probablemente, no somos conscientes de ellas o nos sentimos incapaces de afrontarlas.

Si bien soñar con un recién nacido es común cuando quieres ser madre o padre, esperas la llegada de un hijo y ya tienes uno o más, este tipo de manifestación onírica tiene un significado espiritual cuando no hay motivo aparente.

El contexto del sueño con un recién nacido revela mucho sobre el mensaje que hay oculto, según sitios especializados en el tema. Entre los sueños con recién nacidos más frecuentes y su interpretación se encuentran:

Soñar con un bebé recién nacido vivo

Representa que hay un cambio interno en ti que has aceptado, pero no lo asimilas conscientemente. Por ejemplo, cuando debes tomar una decisión importante e inconscientemente sabes cuál es, pero aún no la manifiestas.

Soñar con un bebé recién nacido muerto

Soñar con un bebé muerto significa que tienes miedo a los cambios que están en tu futuro. También hace referencia a una decisión que debes tomar, pero te niegas a aceptarla.

Soñar con un bebé recién nacido y tienes hijos

Señala que estás preparado para tener más responsabilidades en tu vida ya sea en tu faceta como madre, padre, pareja o trabajo. Asimismo, indica que necesitas vivir una nueva etapa, por lo que será momento para ser arriesgado y llevar a cabo las metas que dejaste pausadas.

Soñar con un recién nacido que es tuyo, pero no eres madre ni padre

Si bien puede expresar el deseo de ser padre o madre, también hace referencia a deseos reprimidos, metas de vida que quieres cumplir, pero por alguna razón son postergadas. También indica que eres una persona madura, sin embargo, desearías no serlo o que tienes miedo a no ser capaz de cuidar de ti mismo.

Soñar con un bebé recién nacido dormido

Quiere decir que has experimentado un cambio interno, pero aún no eres consciente de ello. Este sueño alerta que en cualquier momento notarás tu transformación. Por otro lado, significa que tienes paz y tranquilidad en diferentes aspectos de tu vida.

Soñar que tienes un recién nacido en brazos

Este sueño representa que se ha producido un cambio en tu vida y lo aceptas. El bebé en brazos simboliza que abrazas tu realidad con amor. En caso de ser soltero, podría significar que deseas dar amor a una persona, y si estás en pareja, señala tu deseo de ser padre o madre.

Soñar con un recién nacido que llora

Se interpreta como la impotencia de no poder solucionar algo que te ha pasado en la vida. Es una señal de alerta para reflexionar cómo enfrentar tus problemas y encontrar soluciones.

Te puede interesar: Sueños espirituales: 3 símbolos para identificarlos y sus implicaciones en la vida real

Consulta tu horóscopo
de hoy