Inician una investigación federal contra la ciudad de Phoenix y su policía por prácticas abusivas y discriminatorias

El Departamento de Justicia investigará a la ciudad de Phoenix en Arizona y a su cuerpo de policía tras años de denuncias de casos de abuso de poder, prácticas de perfil racial y uso de fuerza letal

Las denuncias contra la policía de Phoenix se han acumulado por años.
Las denuncias contra la policía de Phoenix se han acumulado por años.
Foto: Jonathan Gibby / Getty Images

WASHINGTON – El Departamento de Justicia abrió este jueves una investigación a la ciudad de Phoenix en Arizona y a su Departamento de Policía por posibles casos de prácticas abusivas y por conductas que pueden ser discriminatorias y haber vulnerado los derechos civiles.

Se trata de la tercera investigación judicial que se abre sobre una ciudad durante el mandato de Joe Biden como presidente de Estados Unidos, tras las de Minneapolis y Louisville.

El fiscal general Merrick Garland, y la fiscal encargada del Departamento de Derechos Civiles, Kristen Clarke, anunciaron en una conferencia de prensa esta investigación que se centrará en posibles casos de brutalidad policial y discriminación y en la vulneración de la primera enmienda -que protege la libertad de expresión- por supuestos ataques a personas durante protestas pacíficas.

Garland justificó haber abierto esta investigación porque, según señaló, su departamento está obligado a hacerlo cuando hay “prácticas o patrones de conducta” que pueden determinar que la Constitución o las leyes federales “han sido violadas” como es el caso.

Si bien las investigaciones de Minneapolis y Louisville se abrieron tras las muertes a manos de la policía de George Floyd y Breonna Taylor, respectivamente, en esta ocasión no ha habido un suceso de este tipo sino una serie de incidentes y denuncias ciudadanas que han llevado al Departamento de Justicia a actuar.