Nueva York: los trabajadores domésticos tendrán más protección en la ley de derechos humanos

La nueva legislación de la ciudad de Nueva York amplía las protecciones a las trabajadoras domésticas en materia de discriminación por razones de sexo, raza, o religión. El mandatario local asegura que esto es corregir un "error histórico"

Alcalde de Nueva York aprueba proyecto de ley para proteger más los Derechos Humanos de trabajadores domésticos.
Alcalde de Nueva York aprueba proyecto de ley para proteger más los Derechos Humanos de trabajadores domésticos.
Foto: David Dee Delgado/Getty Images. / Getty Images

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, acaba de promulgar un proyecto de ley para proteger aún más los derechos humanos de los trabajadores domésticos de esa ciudad.

La idea de de Blasio era corregir un “error histórico” de no proteger a los trabajadores de la ciudad de discriminaciones en sus lugares de trabajo. En el trabajo doméstico, las mayores beneficiadas son mujeres e inmigrantes.

La nueva legislación de la ciudad amplía las protecciones a las trabajadoras domésticas, con lo que queda decretado como un acto ilegal que los empleadores discriminen por razones de sexo, raza, o religión a las personas que laboran en casas privadas.

En 2018, el alcalde de la ciudad neoyorquina promulgó una ley que protegía a las empleadas domésticas de acoso por motivos de género, incluido el acoso sexual.

Los empleadores también deben recibir una capacitación sobre acoso sexual y deben entregar a sus empleados una notificación o aviso de que ambos están conscientes sobre “sus derechos”.

En el 2010, esta legislación les otorgó un salario mínimo y días de descanso a todos los trabajadores domésticos del estado, pues se trata de una ley estatal.

Durante años los trabajadores domésticos no eran protegidos de discriminación en sus lugares de trabajo, por ello para la Alianza Nacional de Trabajadoras del Hogar este proyecto de ley significa un avance importante en la lucha de las mujeres en general, pero sobre todo las mujeres de color.

El Instituto de Política Fiscal estima que solamente en la ciudad de Nueva York hay más de 200,000 trabajadoras del hogar y en su mayoría están en esos empleos para brindar algún tipo de servicio de cuidado especial tanto a niños como a adultos.

El 91% de las personas que desempeñan este tipo de empleos, son mujeres. De las cuales un 81% son inmigrantes y un 32% son afroamericanas. Por estimaciones de la Comisión de derechos Humanos de la ciudad de Nueva York, se estima que este sector continúa en crecimiento, incluso tres veces más rápido que otros oficios.

En lo que va de pandemia, estos trabajadores han sido clasificados como empleados esenciales, por lo que no se han detenido en sus labores aún con el riesgo del Covid-19. Se estima que muchos neoyorquinos no están dispuestos a pertenecer a esta fuerza laboral o sobrevivir financieramente sin tener el servicio de estas personas en sus casas.

A nivel nacional, e incluso estatal, los trabajadores domésticos han sido siempre marginados y excluidos de muchas leyes contra la discriminación; por eso la directora de la Comisión de Derechos Humanos de la ciudad de Nueva York, Carmelyn Malalis, insiste en que esta ciudad tenga un giro positivo en este aspecto.

**

También puedes leer:

La herencia de Al Capone será subastada en California

Vuelos baratos: trucos para viajar en familia a bajo costo