Ida se debilita a categoría 3 pero deja sin electricidad a Nueva Orleáns

A pesar de que los vientos huracanados sostenidos hayan disminuido levemente, Ida sigue siendo una amenaza mayor para los residentes del estado de Louisiana

El NHC prevé que Ida siga debilitándose en los próximos días
El NHC prevé que Ida siga debilitándose en los próximos días
Foto: NATIONAL HURRICANE CENTER (NHC) / Cortesía

Según la actualización de las 7:00pm del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) el huracán Ida perdió fuerza ligeramente para ubicarse como categoría 3. El centro informa que los vientos sostenidos del ciclón se encuentran en los 125 millas por hora (200Km/h) aproximadamente.

Adicionalmente, en la noche del domingo, el paso de Ida se hizo sentir todavía más cuando dejó a la ciudad de Nueva Orleáns sin servicio eléctrico, según informó la cuenta NOLA Energy.

Ida es un huracán peligroso de categoría 3 en la escala Saffir-Simpson de vientos huracanados. Se espera un debilitamiento rápido durante los próximos días, sin embargo, se pronostica que permanezca como un huracán hasta el lunes en la tarde”, reza el boletín.

De acuerdo con la escala, que mide la intensidad de los huracanes del 1 al 5, para que un ciclón alcance la categoría 4 debe tener vientos sostenidos de entre 209 y 251 kilómetros por hora.

Por ahora, Ida se encuentra a 48 kilómetros al suroeste de Nueva Orleáns mientras se va debilitando poco a poco.

El NHC pronostica que Ida se va a adentrará más sobre el sureste de Louisiana esta noche del domingo. Se prevé además que el huracán se mueva también al oeste del Mississippi el lunes, mientras que el martes podría moverse al valle de Tennessee.

A pesar de que Ida ha perdido fuerza, la ralentización provoca que los fuertes vientos y lluvias se mantengan más tiempo por las zonas por las que pasa el ciclón, que hasta el momento no ha provocado pérdidas mortales conocidas, aunque todavía falta que pase por los grandes núcleos urbanos.

La agencia de preparativos ante emergencias de Nueva Orleans, NOLA Ready, indicó que debido a esta situación los habitantes de la ciudad deben contar con “poderosos vientos y fuertes lluvias” durante la próxima noche.

La mayor preocupación en la ciudad es si aguantarán los diques que la protegen del agua del lago Pontchartrain, algo que no sucedió en 2005 cuando estas barreras cedieron ante la fuerza del huracán Katrina y la urbe se inundó, causando la muerte de más de 1,800 personas.

La poderosa tormenta obligó a cancelar cientos de vuelos en varios aeropuertos de la región, algunos de los cuales ya anticiparon que permanecerán cerrados el lunes.

Durante una reunión con responsables de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), el presidente Joe Biden dijo este domingo que la devastación causada por Ida probablemente será “inmensa” y que la población debe ser paciente porque la recuperación puede “llevar mucho tiempo“, incluso “semanas en algunos lugares”.

Ida también afecta a refinería en Port Fourchon

Ida tocó tierra en Port Fourchon, por donde pasa cerca del 18% del suministro del petróleo nacional de Estados Unidos, según datos de la Cámara de Comercio local, debido a la cercanía de un buen número de plataformas situadas en el Golfo de México.

Tanto es así que el 95 % de la producción petrolera en esta región tuvo que suspenderse debido a la llegada del huracán. Y Colonial Pipeline, la mayor red de oleoductos del país, anunció este domingo que cerraba temporalmente dos de sus oleoductos como medida de precaución.

Con información de EFE.