Acusan a policías y paramédicos por la muerte de un afroamericano en Colorado en 2019

Tres oficiales de policía y dos paramédicos de Aurora, en Colorado fueron acusados de varios delitos relacionados con el homicidio del joven afroamericano Elijah McClain durante una violenta detención en la que resultó muerto

Imágenes de Philando Castile (i) y Elijah McClain durante una protesta contra el abuso policial.
Imágenes de Philando Castile (i) y Elijah McClain durante una protesta contra el abuso policial.
Foto: Archivo/KEREM YUCEL / AFP / Getty Images

Un gran jurado de Colorado acusó a tres policías y dos paramédicos involucrados en la muerte en agosto de 2019 de Elijah McClain, un hombre afroamericano de 23 años que fue detenido por la policía de Aurora mientras caminaba a casa desde una tienda, inmovilizado con la sujeción carotídea, una forma de inmovilización que presiona la arteria carótida que lleva sangre al cerebro, luego inyectado con ketamina y murió durante el arresto, anunció el miércoles el fiscal general de Colorado, Phil Weiser.

Los oficiales de policía de Aurora Randy Roedema y Nathan Woodyard, el exoficial Jason Rosenblatt y los paramédicos de Aurora Fire Rescue Jeremy Cooper y Peter Cichuniec fueron acusados de homicidio y homicidio por negligencia criminal como parte de una acusación formal de 32 cargos, según CNN.

Además, Roedema y Rosenblatt fueron acusados cada uno de un cargo de asalto y un cargo de delito violento, y Cooper y Cichuniec fueron acusados cada uno de tres cargos de asalto y seis cargos de delito violento.

“Estamos aquí hoy porque Elijah McClain no está aquí y debería estar”, dijo Weiser. “Cuando murió tenía sólo 23 años. Tenía toda la vida por delante y su familia y sus amigos ahora deben seguir adelante y deben vivir sin él”.

El gran jurado devolvió los resultados de la investigación el jueves, casi dos años desde la muerte de McClain.

La acusación contrasta fuertemente con las conclusiones iniciales de los fiscales en el caso.

En 2019, el fiscal de distrito del condado de Adams, Dave Young, se negó a presentar cargos penales porque dijo que los fiscales carecían de pruebas para demostrar que los agentes causaron la muerte de McClain o que su uso de la fuerza no estaba justificado.

Reanudaron el caso tras otras muertes violentas de afroamericanos por la policía

La historia de la muerte de McClain durante un arresto policial con excesivo uso de la fuerza ganó renovada atención, después de los asesinatos policiales de George Floyd y Breonna Taylor y el surgimiento del movimiento Black Lives Matter.

Impulsado por las protestas en Aurora y una petición viral en línea, el gobernador de Colorado Jared Polis anunció un nuevo examen del caso el año pasado. Weiser fue nombrado fiscal especial y abrió una investigación por un gran jurado sobre el caso en enero.

En general, los agentes de policía rara vez enfrentan cargos penales por las muertes bajo custodia de personas afroamericanas, y las condenas en tales casos son aún más raras. En su conferencia de prensa el miércoles, Weiser reconoció el desafío que enfrentan los fiscales.

Siguiendo las reglas de la ciudad, los oficiales y bomberos acusados de delitos graves son suspendidos inmediata e indefinidamente sin paga, dijo el administrador de la ciudad de Aurora, Jim Twombly, en un comunicado.

La jefa de policía de Aurora, Vanessa Wilson, y el jefe de bomberos, Fernando Gray, ofrecieron sus condolencias a la familia McClain y dijeron que cooperarán con el proceso judicial.

También se está llevando a cabo una investigación civil sobre los patrones y prácticas de APD y AFD de violaciones de derechos civiles, dijo Weiser.