¿Qué tan peligroso es asistir a un estadio?, expertos explican los riesgos de contraer COVID-19

Expertos en salud aseguran que los abarrotados estadios de futbol americano colegial y profesional podrían crear condiciones propicias para que el COVID-19 se propague

Un total de 65,000 aficionador, la mayoría sin máscara, en Tampa.
Un total de 65,000 aficionador, la mayoría sin máscara, en Tampa.
Foto: Julio Aguilar / Getty Images

Más de 65,000 fanáticos llenaron el estadio en Tampa para ver a Tom Brady llevar a los Bucaneros a una victoria en el primer partido de la temporada de la NFL, pocas horas después de que el presidente Joe Biden anunciara un nuevo plan para frenar el último aumento de COVID-19.

La mayoría de las personas en el estadio al aire libre el jueves por la noche no portaban máscaras.

No había requisito de vacuna para los fanáticos, algo que Biden ha instado a imponer en los recintos deportivos y de entretenimiento.

Muchos otros estadios y arenas deportivas están adoptando un enfoque igualmente laxo de las medidas contra la pandemia este otoño, y eso preocupa a los expertos en salud.

Los abarrotados estadios de futbol americano colegial y profesional de este otoño podrían crear condiciones propicias para que el COVID-19 se propague entre los fanáticos no vacunados, dicen los expertos.

El riesgo de contraer o transmitir un virus que ha infectado a más de 40 millones de personas en Estados Unidos dependerá de dónde se encuentra el estadio y de si el partido es al aire libre, entre otros factores.

¿Qué tan peligroso resulta ir a un estadio?

Es difícil predecir cuántos casos de COVID-19 podrían desarrollarse a partir de un solo evento.

Eso depende en parte de las tasas de infección donde se encuentra el lugar y cuántas personas están vacunadas.

La variante delta altamente contagiosa ha desencadenado un aumento en las infecciones este verano que recientemente comenzó a disminuir.

El promedio móvil de siete días para los nuevos casos diarios en Estados Unidos se ubica en alrededor de 150,000 después de comenzar septiembre por encima de los 167,000, según la Universidad Johns Hopkins.

A esas tasas, “básicamente es una certeza” que habrá al menos una persona infectada en cualquier reunión de mil personas, dijo el epidemiólogo Ryan Demmer a ABC News.

“En cualquier tipo de evento grande, como en un estadio de futbol, sin duda habrá muchas personas infectadas allí”, dijo Demmer, de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota.

Brotes de COVID-19 en otros eventos

El festival de música Lollapalooza en Chicago atrajo a unas 385,000 personas a finales de julio.

Los asistentes al festival tenían que mostrar una tarjeta de vacunación o una prueba negativa.

Casi dos semanas después, los funcionarios de la ciudad informaron 203 casos de COVID-19 relacionados con ese evento.

En Wisconsin, los funcionarios de salud han dicho que casi 500 casos de coronavirus pueden estar relacionados con las multitudes que asistieron a los juegos de los Bucks o se reunieron fuera de la arena, estimadas en 100,000 una noche, durante las Finales de la NBA.

Las ligas no están tomando medidas obligatorias

La NFL no tiene una política general para las máscaras o el estado de vacunación de los fanáticos.

Eso crea un mosaico de pautas que cada uno de los 32 equipos ha desarrollado.

Los Raiders de Las Vegas, por ejemplo, requerirán prueba de vacunación para todos los fanáticos mayores de 12 años.

Los Santos de Nueva Orleans y los Halcones Marinos de Seattle solicitarán a los fanáticos certificado de vacunación o una prueba negativa de COVID-19.

Muchos equipos están pidiendo a los fanáticos que usen máscaras en interiores, pero no las requieren mientras están en sus asientos.

Los partidos de fútbol son los últimos eventos en reanudarse con estadios o arenas llenas, después de un verano de conciertos, juegos de playoffs de la NBA y beisbol.

Recomendaciones de los expertos

La medida más importante es vacunarse por completo.

Los médicos dicen que las vacunas no eliminan el riesgo, pero lo reducen considerablemente, especialmente cuando se trata de desarrollar un caso grave que requiere hospitalización.

“La variante delta es mucho más contagiosa, si reúnes grupos de personas no vacunadas, los va a atravesar”, dijo el Dr. Amesh Adalja, del Centro Johns Hopkins para la Seguridad de la Salud.

Llevar máscaras y desinfectante de manos al juego es una buena idea, dijo la doctora Sharon Wright, directora de prevención de infecciones de Beth Israel Lahey Health en Boston.

Señaló que las máscaras no son perfectas, pero ofrecen cierta protección. También evitan que las personas se toquen la cara.

“Mucha gente toca muchas cosas en los estadios deportivos”, señaló.

Una vez que los fanáticos lleguen a su asiento, deben tratar de permanecer allí tanto como sea posible para minimizar el contacto con las personas infectadas, dijo Demmer.

No deambulen por el estadio“, dijo. “Trate de no pararse en muchas líneas de concesión”.

El epidemiólogo dijo que no hay duda de que los estadios abarrotados este otoño conducirán a más infecciones, pero consideró que “no podemos vivir durante los próximos cinco o 10 años sin tener grandes reuniones” debido al virus.

Leer más
No vacunados en EE.UU. tienen 11 veces más probabilidades de morir si están infectados, según CDC
¿Quienes son las personas con más riesgo de padecer infección postvacunación?